Rosanna Zanetti se sincera sobre las incomodidades de su segundo embarazo.

By Carlos Hernandez 

@CAHG_26



La actriz Rosanna Zanetti cuenta ya las escasas semanas que le quedan por delante para dar a luz a su segundo retoño, una niña que se unirá al adorable Matteo, fruto de su matrimonio con el cantante David Bisbal, y a la primogénita del artista, Ella, para hacer de la familia del astro de la música una numerosa y bien avenida.


Más allá de la felicidad y la ilusión que le invaden ante la perspectiva de tener en brazos a su bebé y presumir, por tanto, de la parejita de niño y niña que tendrá en su haber, lo cierto es que en su última entrada de Instagram la también modelo y diseñadora de joyas ha preferido centrarse en las molestias y problemas de movilidad que se desprenden de su abultada barriguita.

"Así vamos, casi nueve meses. Hinchada, ciertos zapatos o anillos ya no me quedan, durmiendo buenísimo [nótese la ironía de sus palabras], si algo se cae al piso deja de existir para mí. ¿Agacharse? ¿Qué es eso? A estas alturas ya no estoy tan ágil, pero es la última etapa", se ha desahogado la esposa del intérprete andaluz ante sus seguidores de la plataforma, a los que ha deleitado con un breve vídeo que pone de manifiesto lo avanzado de su estado de gestación y, asimismo, lo radiante de su aspecto.

Hace solo una semana, y quizá para celebrar por todo lo alto la recta final del embarazo de Rosanna, los dos enamorados posaban abrazados en su cama y vestidos de riguroso blanco: una estampa que destacaba además por la ternura del abrazo que el artista dedica a su amada y la forma en que los cuatro posan sus manos sobre la tripita de la intérprete a fin de que la niña vaya familiarizándose con sus caricias.


Fuente: msn,© Bang Showbiz .

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario