Jane Fonda seguirá cultivando su activismo político varias 'décadas más'.

By Carlos Hernandez
@ CAHG_26

La polifacética Jane Fonda (80) no solo puede presumir a día de hoy de haber sido galardonada no una sino dos veces con el premio Óscar, de erigirse como el gran icono sexual de la década de los 70 gracias a sus vídeos de fitness o de seguir ocupando un papel central en la escena interpretativa estadounidense con su serie 'Grace and Frankie'.

De hecho, en el documental sobre su apasionante vida que pronto estrenará la cadena de televisión por cable HBO, la estrella de cine se centra fundamentalmente en hacer balance de su faceta de activista política y social, recordando con orgullo su oposición a la guerra de Vietnam, así como otras de las muchas causas en las que se involucró activamente para horror de los sectores más conservadores de Estados Unidos.

"En un principio se me consideraba la típica chica mona que hacía películas, pero cuando me lancé de lleno en el movimiento anti bélico, todo cambió para mí. La forma en que analizaba el estado del mundo, y a otras personas, se transformó por completo", asegura la incombustible artista en un extracto del programa.

Pero lejos de caer en la autocomplacencia y recrearse en los momentos más emocionantes de su intenso pasado, la legendaria intérprete está decidida a seguir luchando contra las injusticias en sus años de madurez y a trabajar con ahínco para dejar a las nuevas generaciones un mundo mejor que el que ella heredó.

"Solo tengo 80 años y con suerte todavía me quedan unas décadas más de vida. Y si sigues viva, ¿por qué no deberías seguir aprendiendo, evolucionando y cambiando para mejor? Puede que no seas capaz de alargar tu vida, pero siempre puedes ensancharla y hacerla más profunda", ha aseverado en la misma conversación.

Además, con la sabiduría que le han ido otorgando tanto el paso del tiempo como el sinfín de experiencias vividas hasta el momento, Jane está convencida de que su labor se verá exenta de ciertos "errores" como el que supuestamente cometió durante la guerra de Vietnam al posar sentada sobre un avión de guerra del ejército americano.

"Sinceramente, me arrepiento mucho de haberme sentado encima de un arma, porque eso es lo que era. Se malinterpretó en muchos casos y creo que mandó un mensaje incorrecto a los militares y sus familias. Siempre me digo: 'Ojalá pudiera volver atrás en el tiempo y no haberlo hecho'", ha confesado la intérprete -conocida en esos años como 'Hanoi Jane'- en el mismo documental.

Fuente:msn.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario