Sam Smith la vuelve a liar en Twitter al confesar que no le gusta la música de Michael Jackson.

By Carlos Hernandez
 
@CAHG_26

A estas alturas de su carrera ya ha quedado claro que, cuando se toma unas copas de más, Sam Smith se convierte en un experto en meter la pata con comentarios que, aunque no sean políticamente incorrectos u ofensivos como tal, consiguen levantar ampollas en la esfera virtual.

En 2016, por ejemplo, acabó por abandonar las redes sociales durante una larga temporada por la reacción negativa que provocó su discurso de agradecimiento tras ganar un Óscar por el tema 'Writing's on the Wall' de la banda sonora de James Bond, durante el que proclamó su orgullo por ser el primer hombre abiertamente gay en hacerse con una estatuilla dorada. Como no tardaron en recordarle vía Twitter, otros artistas de la comunidad LGBTQ ya habían recibido el mismo honor mucho antes y

Dustin Lance Black, sin ir más lejos, le etiquetó en un tuit para recordarle que él se había llevado el premio al Mejor Guion por 'Milk' en 2009, al mismo tiempo que ponía en duda que Sam desconociera esa información en vista de que sí estaba al tanto de quién era su prometido, el saltador olímpico Tom Daley, y de que le enviaba mensajes con regularidad.

Ahora el intérprete británico se vuelve a encontrar en el centro de la polémica por culpa de un descuido de su amigo Adam Lambert, que hace unos días publicó en su cuenta de Instagram un vídeo en el que ambos aparecían disfrutando de una jornada de sol a bordo de un barco junto a unos amigos. En la grabación suena de fondo un tema de Michael Jackson y, cuando la cámara enfoca a Sam Smith, se le puede escuchar comentando en tono casual: "No me gusta Michael Jackson, pero esta canción es muy buena", a lo que los presentes responden con una exclamación de asombro antes de que se corten las imágenes.

Aunque Sam esté en su perfecto derecho de comentar sin necesidad de censurarse sus gustos musicales, sin importar que estos no incluyan entre sus favoritos al considerado como rey de pop, muchos le han recriminado que no eligiera más cuidadosamente sus palabras. Por otra parte, también cabe la posibilidad de que él no supiera que sus declaraciones iban a acabar siendo de dominio público y de ahí que se expresara con total libertad.

Fuente:msn. 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario