Cristian Castro cuenta por fin por qué Luis Miguel dejó de hablarle.

​​
By Carlos Hernandez
@CAHG_26 

Cristian Castro acumula titulares últimamente. Y no precisamente porque haya sacado un nuevo trabajo, sino por sus travesuras personales que nos hacen mucha gracia la verdad.

Días después de su aparición en la televisión nacional junto a su acompañante femenina y en plan de risa, el intérprete de “Azul” vuelve a hacer algo que nos ha dejado alucinados.

Por fin se ha atrevido a desvelar por qué Luis Miguel dejó de hablarle hace años a pesar de la amistad que les unía. Lo ha contado en el programa de Mirtha Legrand, La noche de Mirtha, sentado junto a la presentadora y al resto de bellas colaboradoras.

A juzgar por las imágenes se encontraba encantado de la vida. Natural, divertido y de lo más sincero, dijo que el motivo de su enfado, bueno, más el de Luis Miguel tiene nombre de mujer. “Yo cometí el error de salir con una chica que a él le gustaba mucho. Daisy Fuentes“, comienza a decir ante la incredulidad de las allí presentes.

“Yo salí primero. Después ellos tuvieron el romance. Esto fue en 1994”, aclaró Cristian. “Después no nos vimos más”. Fue así que su amistad tuvo un punto final y hasta día de hoy siguen sin hablarse.

La confesión hizo que las chicas de la mesa se pusieran a hablar del chisme del momento, pero antes, el hijo de Verónica Castro quiso dejar claro su admiración y cariño por el Sol de México. “Yo me muero por Luis Miguel y la gente lo sabe. Yo lo sigo y lo seguiré siempre. Me encanta”.

Siempre se ha especulado mucho de la posible rivalidad entre Cristian y Luis Miguel. Ambos, casi de la misma generación, guapos, rubios, con ojos azules, tenían al género femenino loco. Sus canciones revolucionaron los noventa y sus voces encandilaron a medio mundo.

La rivalidad era hasta comprensible. Sin embargo, y por lo que cuenta Cristian, todo se reduce a su romance con la cubana, quien posteriormente viviría un apasionado amor de dos caños con el intérprete de “La Incondicional” que estuvo a punto de acabar en la vicaría.

Pero eso es ya cosa del pasado. Ahora la pregunta es: ¿volverán a dirigirse la palabra algun día? Sólo el tiempo tiene la respuesta.

Fuente:msn.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario