Para Mark Hamill 'Star Wars' sigue siendo tan 'intimidante' como el primer día.

​​
By Carlos Hernandez
@CAHG_26 

Puede que esté relacionado con los 32 años que pasaron antes de retomar el personaje de Luke Skywalker en 'El Despertar de la Fuerza' (2015) o con el hecho de que en esas más de tres décadas no hubiera protagonizado ninguna otra superproducción de Hollywood, pero lo cierto es que el veterano Mark Hamill ha confesado abiertamente que la saga 'Star Wars' le sigue pareciendo a día de hoy tan "intimidante" y "aterradora" como el primer día dada la magnitud de la producción y las expectativas tan altas que se forman de cara al estreno de cada una de sus películas."Todo el mundo me dice: 'Oh, debe de ser súper divertido regresar a 'Star Wars''. Y sí, es divertido, pero también es muy intimidante y bordea lo aterrador, porque estamos hablando de una franquicia demasiado importante como para tomártela a la ligera y no sentir la presión", explicó el afamado intérprete, quien ayer lunes cumplía 66 años de vida, en conversación con el portal de noticias Comicbook.com.

Afortunadamente, el también actor de doblaje no ha tenido que esperar tanto en esta ocasión para volver a enfundarse el uniforme de maestro Jedi, ya que tras el éxito de crítica y público que recibió el también llamado 'Episodio VII', Hamill ha estado básicamente enfrascado en el rodaje de su secuela más inmediata, 'Los Últimos Jedi' -llegará a los cines este mes de diciembre-, y también en los preparativos del 'Episodio IX' que verá la luz dentro de dos años.

Pero además de haber conseguido adaptarse de nuevo al intenso ritmo de trabajo al que solía estar sometido durante su experiencia en la trilogía original (1979-1983), el popular artista atribuye a la profesionalidad y a la paciencia de Rian Johnson -encargado de dirigir el 'Episodio VIII'- la placentera experiencia que vivieron todos los actores del elenco durante un rodaje que, por otro lado, no estuvo exento de dificultades que superar.

"Una película como 'Los Últimos Jedi' implica una producción gigantesca y de una escala difícil de imaginar. La complejidad del rodaje me resultaba abrumadora, pero me sorprendió aún más la forma en que Rian Johnson mantenía siempre la calma y era amable con todo el mundo. Jamás le he visto perder los nervios o humillar a nadie en público. Créeme que he visto directores decir palabrotas y ser muy crueles con la gente delante de todo el equipo. En este caso, me siento afortunado de haber tenido a un director como él ejerciendo de guía", apuntó.

Fuente:msn.  

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario