AIRD: Ley de Aduanas es marco jurídico que impulsa prácticas excelentes

Técnicos de la DGA enumeran beneficios de la nueva legislación

Santo Domingo. La Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) organizó una conferencia virtual con técnicos de la Dirección General de Aduanas en que se presentaron los beneficios de la nueva Ley General de Aduanas, la cual adapta la le
gislación local con los acuerdos internacionales relacionados con el comercio, Sustenta el uso de tecnologías de la información, particularmente la firma electrónica o digital y el despacho electrónico de mercancías y trae mayor transparencia y seguridad jurídica.

Celso Juan Marranzini, presidente de la AIRD, al tener las palabras introductorias en una conferencia en que técnicos de la DGA presentaron los beneficios de la nueva Ley de Aduanas, destacó que la buena voluntad es insuficiente si no se cuenta con un marco jurídico que sustente prácticas excelentes y obligue a ir de acuerdo a las circunstancias del comercio internacional, lo cual hace la nueva Ley General de Aduanas o Ley 168-21.

Indicó que la Ley de Aduanas que estaba vigente hasta la promulgación de esta nueva Ley tenía 68 años de existencia y que era necesario algo más que un simple maquillaje “para ajustarla a la dinámica de los mercados, a nuestro sistema jurídico actual y a la búsqueda de hacer de las relaciones comerciales una dinámica que favorezca el desarrollo sostenible de nuestra nación”.

La actividad contó con la participación del Director General de Aduanas, Eduardo Sans Lovatón, quien expresó que: “después de 68 años de espera tenemos esta ley. La implementación de esta ley es un reto quizás más importante que haberla promulgado puesto que la misma requiere cambios en nuestro sistema tecnológico, en los sistemas de servicio, así como los esquemas de declaraciones, o sea que apenas comenzamos el camino.”

Eduardo Rodríguez Apolinario, Asesor del Director General de Aduanas; Patria Matos Paulino, Coordinadora Técnica de la DGA, y Oliver D´Oleo, Coordinador Técnico, expusieron sobre las bondades y beneficios de la implementación de la nueva Ley General de Aduanas, así como sobre los desafíos que implica.

La actividad fue concluida con un panel coordinado por Circe Almánzar, vicepresidenta ejecutiva de la AIRD en que los presentes pudieron hacer preguntas y los técnicos hicieron precisiones.

Beneficios de la Ley 168-21

La nueva Ley dota al país de una legislación moderna que facilita la incorporación de tecnología, impulsa el desarrollo del comercio en aspectos cualitativos y cuantitativos, reduce la posibilidad de congestionamientos en puertos, aeropuertos y puestos fronterizos, entre otros aspectos relevantes.

Además, dota de mayor seguridad jurídica al eliminar discrecionalidades y permite contar con un instrumento fuerte que incluso endurece la persecución de los ilícitos y de la competencia desleal.

Otros aspectos destacados en la Conferencia fueron el de que esta Ley conceptualiza la figura de los Centros Logísticos y las Empresas Operadoras Logísticas con el propósito de convertir el país en un centro de distribución regional. Incorpora el uso de controles no intrusivos o invasivos, “rayos X” y otras tecnologías, lo que sustenta las acciones de esta gestión en dotar de estos equipos a todos los pasos fronterizos habilitados, puertos y aeropuertos.

También establece las figuras de declaración anticipada y la declaración presunta lo que contribuirá a una mayor agilización del despacho, ya que para importar materias primas o insumo se podrán realizar todos los trámites antes de la llegada de la carga.

Otros aspectos importantes: reduce sustancialmente los plazos de abandono de mercancías entre 30 y 90 días, lo que ayudará al descongestionamiento de las instalaciones portuarias; regula el pago a través de entidades bancarias.

Fortalece el régimen sancionador para combatir el comercio ilícito, creando nuevos delitos tales como el Delito de Defraudación Aduanera, Sustracción de Prenda Aduanera, Falsificación de Documentos, entre otros, dotando de mayores atribuciones a la Dirección General de Aduanas para prevenir y perseguir estos ilícitos como la de prevenir y contrarrestar el lavado de activos vía comercio de bienes, crea la figura de la Procuraduría Especializada para investigación de los crímenes y delitos aduaneros y armoniza el procedimiento sancionador en fase administrativa y judicial a las disposiciones legales vigentes sobre la materia.

La nueva Ley de Aduanas también recoge medidas tales como el Operador Económico Autorizado (OEA) y la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE), figuras que son indispensables para afianzar el Despacho en 24 horas.

0 comentarios:

Publicar un comentario