El futuro de la Transformación Digital tiene en el centro a Kubernetes


Si bien los cambios en tecnologías y adopción de estas en los negocios han acelerado durante el último año como nunca antes, aún vienen más cambios, muy rápido, que impactarán la competitividad digital de los negocios.

"La computación en el borde superará a la computación en la nube" para 2025, fue la predicción empezando 2020 de Arpit Joshipura, gerente general de redes de la Fundación Linux. A esto, se sumó que la CTO global de IBM Services, Bridget Karlin, afirmara en una entrevista que "veremos un aumento en Edge Computing debido a la gran cantidad de instancias en comparación con los centros de nube centralizados ". 

Sobre estas proyecciones, es pertinente recordar que IDC pronostica que para 2025 habrá 55,9 mil millones de dispositivos conectados en el borde. Una constelación que define el futuro en el que para la Transformación Digital la nube será estratégica, pero el borde será sustancial, y en ambas, y entre ambas, las aplicaciones harán todo posible para los negocios.

Como explicó el director de tecnología de Red Hat Chris Wright en un comunicado hace pocas semanas: "La próxima generación de aplicaciones de nube híbrida no se limita a un centro de datos corporativo o incluso a una implementación de nube pública; si no que estas innovaciones existirán, al menos en parte, en el borde de las redes globales, respondiendo a las demandas de los consumidores y resolviendo los desafíos comerciales con el potencial que permita el procesamiento y análisis casi en tiempo real. Este futuro en el borde está impulsado por datos, 5G, contenedores de Linux y Kubernetes ".
Kubernetes, acelerando el futuro

Cuando las personas influyentes de la industria tecnológica y los CIO hablan sobre hacia dónde deben apuntar los próximos pasos de la Transformación Digital, por lo general no solo hablan de los avances del hardware o del software basado en la nube. Sino que se centran en la transformación a través de la innovación de aplicaciones, proporcionando nuevos servicios predictivos a los clientes impulsados por una experiencia de usuario integrada. 

¿Pero qué significa esto para un banco, una multinacional de supermercados, una cadena de hoteles, o una compañía de entregas y logística?

Para cualquier negocio centrado en la experiencia del cliente como diferenciador de su oferta, esto significa la posibilidad cierta, y un imperativo de competitividad, de inspeccionar patrones de datos de clientes para promover nuevos servicios bancarios, analizar indicadores de salud para recomendar tratamientos de manera proactiva o una interfaz inmersiva para interacciones personalizadas. 

“Cualquiera que sea el producto final, se trata de obtener una ventaja trascendental en un mercado cada vez más competitivo y en constante evolución a través del avance tecnológico”, afirma Haiver Galeano - Líder de Arquitectura y Soluciones de Centroamérica y El Caribe para Red Hat.

Esto significa también la necesidad de que sus equipos y proveedores de desarrollo entren en la era de los contenedores, ya que permiten que estas aplicaciones evolucionen más rápido, aumenten la velocidad del desarrollador y brinden un mayor nivel de portabilidad y consistencia independientemente de la infraestructura subyacente, con su consecuente impacto en costos de innovación y transformación digital del negocio.

Aunque hablemos del futuro de la Transformación Digital para las empresas, es en realidad el presente de la competencia por satisfacer y fidelizar clientes en tiempos de retos para crecer en un mercado golpeado por la pandemia, y así lo corrobora Gartner, que predice que para 2022, más del 75% de las organizaciones globales ejecutarán aplicaciones en contenedores en producción, lo que representa un aumento significativo de cuando era del 30% en 2019.

“Esto convierte a Kubernetes en el estándar de facto del futuro de los desarrollos TI atendiendo las necesidades de edge computing como sustancia de la transformación digital, y campo de expansión para otras nuevas tecnologías que se harán transversales a muchas industrias como 5G y machine learning de base”, comenta el experto de Red Hat.   

Así mismo, Kubernetes es determinante para ejecutar aplicaciones nativas de la nube en contenedores a escala, una parte fundamental de la combinación de TI empresarial moderna. No en vano, los directores de TI y los responsables de la toma de decisiones de TI reconocen la importancia de Kubernetes para permitir la productividad de los desarrolladores y ayudar a acelerar la innovación empresarial. 

El Futuro, de la nube al borde

El futuro de la TI y por ende, su influjo sobre la Transformación Digital técnica y operativa de las industrias, consistirá en una mayor interactividad, experiencias integradas sin problemas, análisis predictivo, automatización, toma de decisiones a través del aprendizaje automático, dar sentido al almacenamiento de los datos, agregar realidad aumentada y virtual y una gran cantidad de otras aplicaciones que ni siquiera podemos imaginar todavía. Estas aplicaciones se ejecutarán con mayor eficacia cuando se les ofrezca la mayor flexibilidad y agilidad. 

Las aplicaciones nativas de la nube, basadas en contenedores, orquestadas por Kubernetes, ofrecen esos atributos para convertirse en los componentes básicos de la infraestructura de TI indispensable para los siguientes pasos. 

“El futuro de la TI requiere una plataforma que admita todo esto y que abarque las inversiones de TI existentes en centros de datos y nubes, además de abarcar lo que está por venir. Esta es la razón por la que Red Hat defiende un enfoque de nube híbrida abierta”, comenta Haiver Galeano. 

Las aplicaciones modernas respondiendo a las nuevas necesidades de servicio, interactividad y disponibilidad para clientes, vienen con nuevas cargas de trabajo, como inteligencia artificial (IA), aprendizaje automático (ML), servicios de datos y más. Kubernetes también sirve como un eje para habilitar estas nuevas cargas de trabajo. 

Esto implica que hoy en día, los desarrolladores continúan enfrentando la presión de entregar aplicaciones más rápido, mientras se mantienen al día con un panorama tecnológico que cambia rápidamente y que es clave para la competitividad de cualquier negocio.  Esto está siendo impulsado por la aceleración de los esfuerzos de transformación digital para llevar nuevas innovaciones al mercado y el creciente imperativo en torno a la modernización de TI y el desarrollo de aplicaciones. 

“Y frente a esta presión, Kubernetes es una plataforma fundamental para arquitecturas de nube híbrida hoy, y es el eslabón clave para el desarrollo en el borde que toca a la puerta, al eliminar las barreras que ralentizan o impiden que los desarrolladores creen aplicaciones para Kubernetes, Red Hat permite a los desarrolladores crear para el futuro de forma más rápida”, explica Galeano. 

Un futuro que demanda a todo negocio ser tan dinámico, flexible, adaptativo y escalable como los han debido aprender ahora sus clientes, en un tiempo de retos inesperados, cambios acelerados y transformaciones sociales y de consumo como nunca antes en tan poco tiempo. 

0 comentarios:

Publicar un comentario