CelebrityFoxRD,Top10,Famosos adictos al sexo.

By Carlos Hernández
@CAHG_26

Se define la hipersexualidad como el incremento frecuente, excesivo e incontrolable del deseo y de la actividad sexuales. Si bien el término no está recogido por las clasificaciones diagnósticas, ‘hipersexualidad’ es el concepto oficial para hacer referencia a las alteraciones de este tipo. También se conoce la hipersexualidad como ‘adicción al sexo’.

Las adicciones son alteraciones conductuales y/o cerebrales que consisten en la búsqueda compulsiva de estímulos recompensantes o que provocan alivio del malestar emocional. Esta compulsión llega a ocupar la mayor parte de la vida en detrimento de otros aspectos, como el funcionamiento social y el laboral. "Ninfomanía" es una palabra arcaica que se utilizaba para denominar específicamente la hipersexualidad femenina pero ha pasado a ser un sinónimo coloquial de ‘adicción al sexo’.

A continuación #CelebritFoxRD les presenta un top10 de los famosos adictos al sexo.

1.Britney Spears : 
Si hacemos caso de la indiscreta biografía publicada por su guardaespaldas, Britney Spears (Misisipi, 1981) tenía “un apetito sexual enorme”, y en sus giras se atiborraba de alcohol y drogas para sumergirse en bañeras de hidromasaje y camas redondas donde hacía de todo: “Sexo con mujeres, tríos, orgías…”. El exempleado asegura que la estrella llegó a acosarlo sexualmente, y ella misma reconoce en el documental 'I am Britney Jean' sus excesos amatorios. Su exnovio Kevin Federline ha confirmado estas tesis. 

Tratamiento a principios de enero de 2007, Britney anunció a bombo y platillo que había tomado una decisión drástica para moderar sus apetitos: no tener sexo durante seis meses. Pero menos de un mes después lo incumplió. En la actualidad, la cantante sigue batallando con su adicción, que según ella está asociada a un trastorno bipolar con picos de euforia que la empujan a la ninfomanía. Para evitar tentaciones, ha prohibido a los bailarines de su gira tener sexo y beber alcohol.

2.Ozzy Osbourne :
Casado con su esposa Sharon desde 1982, parecía que el cantante de Black Sabbath tenía una de las relaciones más sólidas del rock. Pero las apariencias engañan. Ozzy Osbourne (Birmingham, Reino Unido, 1948) no solo le fue infiel a su mujer con incontables mujeres, sino que durante cuatro años tuvo una relación paralela (según él “puramente sexual”) con su peluquera, treinta años menor que él. Cuando se descubrió, su esposa lo abandonó. 

Tratamiento en agosto de 2016 Ozzy reconoció: “Llevo seis años tratando mi adicción al sexo y hacerlo público me sirve para tomarme en serio la terapia”. Estas declaraciones sirvieron para que su mujer volviera a su lado. “No me imagino la vida sin él, a pesar de que sea un perro sucio. Pero va a pagar por lo que me ha hecho”, dijo Sharon, expeditiva. En la actualidad, Ozzy continúa con su terapia y ha pedido perdón, tanto a su esposa, como a todas las mujeres con las que ha estado solo para satisfacer su lujuria.

3.Mel B : 
La componente de Spice Girl Mel B (Leeds, Reino Unido, 1975) siempre ha tenido una vida sexual excesiva. Y no lo ha ocultado. En muchas ocasiones ha comentado cómo "nunca se queda satisfecha". Christa, una de sus amantes, señaló: “Mel es muy pegajosa, muy promiscua y muy desatada en la cama. Creo que la razón de esto es que ansía una relación íntima que no consigue. Nunca obtiene suficiente y de ahí nace su adicción al sexo”. 

Tratamiento la cantante no ha intentado en ningún momento encauzar sus hábitos ni ponerse en terapia. Cuando en una entrevista le preguntaron por su trepidante vida sexual, ella contestó, airada: “Hay gente que me llama lesbiana, bisexual, heterosexual… pero solamente yo sé quién entra en mi cama. Eso es todo. Tengo una libido muy alta y necesito una vida sexual muy variada”.

4.Hugh Grant : 
(Londres, 1960) estaba llegando a la cima en 1995, gracias a taquillazos como 'Cuatro bodas y un funeral' o 'Sentido y sensibilidad', en los que ejercía de amable galán de ojos azules. En su vida privada, llevaba ocho años emparejado con la actriz y 'top model' Liz Hurley. Por eso, sorprendió cuando fue arrestado practicando sexo oral en su coche con una prostituta. Amén de un monumental enfado de su novia, este suceso provocó un escándalo a nivel mundial que afectó a su carrera y le obligó a confesar su adicción al sexo. 

Tratamiento tras pedir perdón públicamente en un programa de televisión, Grant fue perdonado por su novia con la condición, eso sí, de que se hiciera un examen de VIH. Así, poco a poco, el actor recuperó su prestigio. Pero pronto volvió a las andadas. Cambió de pareja (se emparejo con Jemima Khan) y fue sorprendido otra vez alternando con prostitutas. Y es que, como dijo Divine Brown, la exmeretriz con quien lo pillaron en el 95: “Hugh no puede controlar sus impulsos, por eso nunca será fiel”.

5.Lindsay Lohan :
La vida de Lindsay Lohan (Nueva York, 1986) va siempre unida al exceso. A la actriz le gusta vivir intensamente. En cuanto al sexo, un ex novio de la actriz, Riley Giles, reveló en una entrevista: “Definitivamente, Lindsay es ninfómana. Es una salvaje en la cama. Teníamos sexo varias veces al día, y por la noche quería más. Era insaciable. Y con todos los chicos le ocurría lo mismo”. 

Tratamiento lindsay ha luchado contra su toxicomanía internándose en centros de desintoxicación. Sin embargo, parece que la falta de drogas potenciaba aún más su hipersexualidad. Según fuentes de un centro de rehabilitación de Utah, la actriz no dejaba de ligar con otros pacientes, y “tenía constantes sueños eróticos con antiguas parejas, como Calum Best, Wilmer Valderrama o Jared Leto”. Sus psicólogos le pusieron en tratamiento para hacerle entender que estaba reemplazando una adicción por otra. Al salir del centro, tuvo relaciones de pareja con diferentes mujeres, aunque aclaró que en realidad no era lesbiana, ni bisexual, solo una hetero en busca de nuevas experiencias.

6.Hugh Jackman :
El actor australiano Hugh Jackman (Sídney, 1968) siempre trata de epatar a su público con sus declaraciones en las que se jacta de su virilidad y su potencia. Pero quizá exageró cuando reveló que era capaz de aguantar seis horas haciendo el amor sin parar gracias al sexo tántrico, cosa que le habría provocado una adicción al sexo. 

Tratamiento renunció a las clínicas y Jackman ha optado por centrarse en su mujer y hacer una especie de 'terapia de alcoba'. Él y su mujer, la actriz y productora Deborra-Lee Furness, llevan casados desde 1996.

7.Kim Cattrall :
La actriz británica Kim Cattrall (Liverpool, 1956), popular por su papel de Samantha en la serie 'Sexo en Nueva York', se ha confesado multiorgásmica y adicta al sexo. No en vano, mucho antes de rodar la exitosa serie, salió de su garganta uno de los orgasmos más escandalosos de la historia del cine: el que se escucha por megafonía en la película 'Porky’s'. 

Tratamiento como terapia sexual, Cattrall llegó a escribir un libro titulado 'Satisfacción, el arte del orgasmo'. Lo hizo a cuatro manos con su ex marido, Mark Levinson, con quien se rumorea que rompió por negarse a seguir explotando su imagen de mujer multiorgásmica en un documental dirigido por él.

8.Tiger Woods : 
Tras continuas infidelidades a su mujer, Tiger Woods (California, 1975), que en 2009 aún estaba considerado “el mejor golfista del mundo”, salió en los medios declarando: “Soy adicto al sexo. Estoy profundamente entristecido por mi irresponsabilidad y mi comportamiento egoísta”. Aún así, su esposa lo abandonó. Y con su nueva novia le ocurrió lo mismo: lo dejó, harta de sus escapadas sexuales con prostitutas de lujo. 

Tratamiento los escándalos supusieron un bajón en la carrera de Tiger. Muchos patrocinadores le retiraron su apoyo y tuvo que soportar que marcas de juguetes eróticos lanzaran preservativos con su nombre. Aparentemente arrepentido, el deportista ingresó en una clínica de Misisipi en 2010, donde tenía terminantemente prohibido tener relaciones sexuales, así como hacer uso de cualquier tecnología. Pero abandonó el centro mucho antes de terminar la terapia.

9.Michael Douglas :
"Sí, soy adicto al sexo". Michael Douglas (Nueva Jersey, 1944) fue de los primeros que se declaró adicto al sexo. No supuso ningún trauma, ya que la especialidad de Douglas eran precisamente los 'thrillers' de alto voltaje erótico, como 'Atracción fatal' o 'Instinto básico', donde sus personajes estaban dominados por oscuros objetos de deseo. Ya en el año 2000 su esposa, Diandra Luker, se separó de él debido a sus constantes infidelidades. Y entonces Douglas se desató. Se dice que su apetito sexual era tan intenso que necesitaba desfogarse en los rodajes, en los descansos entre escenas. 

Tratamiento douglas ha ingresado en numerosas ocasiones en clínicas especializadas para luchar contra su trastorno erótico. Hasta que en el año 2013 noqueó al mundo revelando que tenía cáncer de garganta y que era culpa de su “afición a practicar 'cunnilingus”. El detonante de su enfermedad pudo ser, según hipótesis médicas, el VPH, virus de papiloma humano, que en muchas ocasiones está asociado a la práctica del sexo oral. Afortunadamente, en la actualidad el actor está curado, tanto de su cáncer como de su satiriasis.

10.David Duchovny :
El actor saltó a la fama interpretando al flemático agente del FBI de 'Expediente X', pero su personalidad está más cerca de su otro papel más conocido: el del escritor de 'Californication', que suaviza su frustración a base de sexo. La diferencia es que Duchovny (Nueva York, 1960) prefiere el sexo virtual al real: según dijo, siempre fue fiel a su mujer, pero no puede controlar su impulso de navegar por sitios pornográficos en Internet. 

Tratamiento “Acabo de entrar de forma voluntaria en una clínica para tratarme de mi adicción al sexo. Pido respeto para mi mujer y mis hijos mientras nos enfrentamos al problema como familia”. Fueron las palabras de Duchovny en agosto de 2008. Pese a que, según propia confesión, acabó curándose de su trastorno, ya era demasiado tarde, y no pudo salvar su matrimonio.

Y como un top extra te presentamos a Robert Downey Jr. durante los años 90, el protagonista de 'Iron Man' (Nueva York, 1965) fue uno de los actores más perseguidos por los paparazzis debido a sus alocadas peripecias en Los Ángeles, llenas de sexo y drogas. Hace poco reveló: "Durante muchos años estuve obsesionado con el sexo y con mi pene. No tengo por qué esconderlo”. En esos tiempos también era un hombre muy promiscuo. “No fui ni seré el único. Muchos hombres tienen una fijación con el sexo”, añadió. Tratamiento nunca lo hubo. De hecho, Robert se tomaba su hipersexualidad casi como una cura, pues evitaba que cayera en vicios mucho menos saludables, como el alcohol y las drogas: “Fue la mejor cosa que pude hacer, engancharme al sexo. Recuerdo esos días con mucha nostalgia”. Unos días de vino y rosas que hoy han quedado atrás, pues gracias al amor ha superado su adicción: “El sexo ya no es un factor que me motive. Ahora soy un hombre casado y mi matrimonio es sagrado para mi. Los hombres siempre quieren sexo, incluso aunque tengan novia. Pero yo ya no soy así”.

Esperando que le haya gustado la entrega del día de hoy, ya saben mis fieles lectores nos reencontramos el próximo miércoles por tu revista internacional de variedades #FoxMagazineRD y recuerda cuida de ti y de los tuyos, bendiciones mil.

0 comentarios:

Publicar un comentario