Sin país, pero con identidad

By Mariangel Suárez

Desde hace más de dos décadas los venezolanos sentimos y padecemos de un sentimiento llamado: impotencia. Hemos tenido que adaptarnos a las situaciones más injustas, crueles y desatinadas que nos han llevado a reformularnos la vida que conocíamos dentro de nuestra propia tierra, y ha obligado a millones a «huir » hacia otros países. 

Una de las situaciones más difíciles de asimilar es cuando quieres estar, pero reconoces que no puedes hacerlo.

Sin embargo, sentirse parte de un lugar, lo determina el arraigo. El diccionario tiene varios significados para esta palabra, pero el que quiero que entiendan es que mi arraigo es haber echado raíces en un lugar que amo, así ya no pise su tierra o no la reconozca aún viviendo en ella. Parece contradictorio, pero es la mejor definición que tengo para referirme a mi país Venezuela. 

No existe ser humano que pueda, así tenga el poder de arrebatarme los documentos que me acreditan como ciudadano de ese país, llevarse mi arraigo, mi identidad, mi amor, mi añoranza y mi sentir por Venezuela.

Millones de personas, esparcidas por el mundo, y otras tantas atrapadas en un alterego del país que conocieron, extrañan su tierra. Donde vayan siempre sentirán nostalgia por una calle, una tradición, una canción, un rostro, un lugar. Siempre extrañarán el hogar.

Desde hace años nos tienen secuestrada nuestra tierra, nuestra libertad y nuestras costumbres. Pero hemos aprendido a ir más allá de las circunstancias, a estar por encima de los arrebatos de quienes tienen el poder de manejar a Venezuela como un galpón mal administrado. Somos distintos, cambiamos de paisajes pero le dimos un significado diferente a lo que es el arraigo.

El venezolano aprendió que mientras algunos, diariamente, ejercitan la crueldad. En esa misma medida, millones ejercitamos la resiliencia, la defensa por nuestras raíces y el orgullo de pertenecer a un lugar ubicado «al norte del sur.

Fuente:circuitonoticias.com
@circutonoticas

0 comentarios:

Publicar un comentario