POLÍTICA, JUVENTUD Y CORONAVIRUS

By Milciades Ventura Lembert  

La incertidumbre ha ganado un papel protagónico en el mundo éstos últimos meses, debido a la expansión del Covid-19 y sus negativos efectos económicos, pero sobre todo en lo que a la salud de las personas respecta. 

A nivel global, los casos confirmados exceden los 7 millones y en la República Dominicana, a la fecha suman más de 24 mil, los casos confirmados de Covid-19 (cifras alarmantes) . 

Es de conocimiento de todos, los esfuerzos que se encuentran haciendo las potencias mundiales, por medio de sus científicos, de cara a dar con una vacuna que ponga fin de una vez y por todas a ésta pandemia, que se ha sumado a una serie de eventos desafortunados, que han convertido el primer semestre del año 2020, en uno de los más memorables y dolorosos del siglo. 

Nuestro país, República Dominicana, al igual que muchos otros países, a través de las autoridades competentes, ha movido cielo y tierra, para combatir el virus, que parece  no ceder a los esfuerzos, pero que sin ellos, es claro que la situación sería muy distinta a la que hoy tenemos, que aunque no es la mejor, tampoco se ha convertido en una situación irreversible, evidentemente debido al  abordaje. 

Nuestra realidad en estos momentos es excepcional, puesto que pese a ésta terrible realidad, nos ubicamos en un año electoral; a solo días de la celebración de las elecciones a nivel congresual y presidencial.

Debido a la suspensión forzosa de las elecciones municipales a principios de año, no sería aconsejable, ni positivo para la percepción de democracia, una nueva posposición de un proceso electoral y mucho menos, uno tan importan cómo el que se avecina, por ello, la Junta Central Electoral como órgano rector de éste proceso, está haciendo todo lo de lugar; motivando a las personas a ejercer el sufragio y además haciendo un llamado a tomar las medidas preventivas necesarias que sugiere el Ministerio de Salud Pública, cómo lo son el uso de mascarillas y mantenimiento de la distancia física, éste próximo 05 de Julio, para de ésta forma lograr la conservación de la salud y evitar así, que debido a ésta convención, ascienda de manera considerable, el número de personas contagiadas en razón del virus. 

Cómo país, estamos asumiendo grandes retos en éste proceso electoral, por un lado, debemos evitar nuevas cifras importantes de contagios y por otro, tenemos la lucha contra la abstención del voto,  lo que de suceder en amplios márgenes, podría ser muy peligroso para el futuro, puesto que no podremos determinar donde termina el miedo al virus, y donde empieza la falta de credibilidad en el proceso y sistema. 

De acuerdo a la Junta Central Electoral, el 40 %  de las personas hábiles para ejercer el voto, son jóvenes, este dato es bien conocido por los partidos políticos y de hecho, se ha observado una importante participación de los jóvenes en la política partidista, sin embargo, de éste 40 % antes mencionado,  por lo que he podido observar en los diferentes ambientes de socialización, en las redes sociales y en diversas encuestas,  hay un considerable porcentaje de jóvenes indecisos e indiferentes a éste proceso democrático, por lo cual de no variar ésta tendencia en los próximos días, de nada servirá que los jóvenes tengamos el privilegio de decidir éste evento político , por no verlo cómo lo que es: una importante oportunidad de inclinar la balanza hacia donde entendamos se cuente con las herramientas y las capacidades para sacar el país de la crisis económica que se acerca, debido a la pandemia, además hacia donde entendamos se cuente con las  intenciones de gestionar mucho más progreso para el país y  hacer llegar oportunidades a todos los sectores. 

Los jóvenes ya han demostrado en el pasado lo que son capaces de hacer, aún sin estar frente a una pandemia, han enfrentado condiciones adversas; su voz ha sido escuchada y sus acciones inmortalizadas. Esta es la oportunidad de ejercer nuestro derecho constitucional, desprendernos de nuestro poder y ponerlo en manos de representantes empáticos, humanitarios, solidarios, confiables, con experiencia… Hagamos nuestra parte y dejemos que la historia hable por nosotros. 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario