Enrique Burbury, cuestionado por la autoría de sus canciones: encuentran 'plagio' en 37 temas y 539 versos

By Carlos Hernandez 
@CAHG_26


Enrique Bunbury está en el punto de mira por la autoría de algunas de sus canciones. El poeta Fernando del Val ha lanzado al mercado el libro El método Bunbury (Difácil), en el que analiza las fuentes que tomó el cantante a la hora de componer 37 de sus canciones. Para él, muchos versos son iguales o idénticos a las obras de otros autores, tratándose por lo general de poemas.

Tras analizar en profundidad su obra, el autor del mencionado libro explica: "Es una figura muy delicada. Hay que hablar siempre de presunto plagio o de apropiación. En todo caso una práctica poco escrupulosa", señaló en una entrevista a El País. Prefiere utilizar la palabra 'centón', termino que se atribuye para señalar que "una obra literaria está compuesta con fragmentos de obras obras", explicó.

"Buena parte de las letras que Bunbury ha escrito se compone de fragmentos de escritores a los que no cita", indica en el libro. Algunos de ellos, según el autor, son Mario Benedetti, Felipe Benítez Reyes, Fenando Sánchez Dragó o Gabriel Celaya.

El escritor desvela cuáles han sido los resultados de su estudio: "En mi libro se demuestra que la práctica ha sido habitual en toda su carrera, y que está presente en la muchas canciones suyas con ambición poética y literaria". Indica que ha hecho uso de esta técnica en dos de los cuatro discos de Héroes del silencio y en nueva de sus diez discos en solitario: "Esto es lo que hace: una reunión de materiales dispersos y ajenos a su obra que él unifica mediante versos de transición".

En total, Fernando de Val ha encontrado esta práctica en un total de 37 canciones y 539 versos. Algunos autores implicados, como Fernando Sánchez Dragó, se han pronunciado al respecto: "Es para mí un honor que Enrique Bunbury haya utilizado en las letras de sus canciones frases de mi novela El camino del corazón. Lo que yo escribo se vuelve propiedad de los lectores", escribió defendiendo al cantante.Otros, como Felipe Benítez Díaz, se muestra contrario a Bunbury: "La relación entre sus letras y mis versos creo que queda clara. Todo podría haberse resuelto con una tabla de agradecimientos. Al no haberlo hecho, ocultando así las fuentes, se entra en el terreno del plagio, y me temo que también en la falta de respeto a los autores reales de estos textos", señala en El País.

También se ha pronunciado al respecto Nacho Royo, el mánager del cantante desde hace más de veinte años: "El 99% de los artistas beben de fuentes artísticas: de poetas, de pintores, de cineastas... de gente que ama el arte. Esto es inspiración. Considero que el libro está escrito por alguien que ha dedicado su tiempo a hacer daño", expresó al mismo diario, antes de asegurar que "si por cada frase que utilizas en una canción tienes que citar de dónde viene, tienes que dedicar más tiempo a eso que a componer. Y Enrique se dedica a componer canciones y editarlas y mostrarlas a su público en directo. Lo demás, sobra".

Uno de los tantos ejemplos que se recogen en la obra es el siguiente: "Hoy amanecí con los puños / cerrados"; "Nos formulan preguntas / que incluyen su semilla de respuesta" (según el poema original de La casa y el ladrillo y Geografías, de Mario Benedetti). Mientras que la canción Avalancha, de Héroes del silencio, versa: "Amanecí con los puños / cerrados"; "Formulas preguntas con semilla / de respuesta".fuente: msn, elEconomista.es. 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario