Taveras Guzmán plantea fórmulas para destinar más recursos en lucha contra coronavirus

Propone la realización de una Cumbre por la Unidad Nacional para consensuar enfoques, evitar la dispersión y el protagonismo e instó a una reestructuración valiente del presupuesto para favorecer la salud y la alimentación, que son las dos prioridades actuales.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El empresario Antonio Taveras Guzmán, candidato a senador por la provincia Santo Domingo del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y aliados, consideró simples paliativos la mayoría de las medidas de corte asistencial anunciadas por el gobierno, para tratar de mitigar los efectos del coronavirus y afirmó que hay oportunidad de dar pasos más concretos y efectivos.

Por esa razón, sugirió una Cumbre por la Unidad Nacional que -aunque sea a distancia usando las tecnologías de la comunicación- logre que la lucha contra la pandemia se arme de propuestas efectivas, lógicas y coordinadas, superando de esa manera el protagonismo excluyente, que podría terminar provocando un desastre en el manejo de esta crisis.

Al manifestar que es necesario reforzar las medidas, Taveras pidió al gobierno suspender de manera inmediata cualquier pago a la constructura Norberto Odebrecht o la firma continuadora, así como cualquier saldo a cuenta del “Peaje Sombra Autopista Santo Domingo – Samaná”,  que tiene un presupuesto de RD$4,647 millones.

“En el presente presupuesto, la Presidencia dispone de una partida de manejo discrecional equivalente al ´5% que se asigna durante el ejercicio para gasto corriente´ y suman RD$3,380 millones. Estos fondos deben de ponerse exclusivamente al servicio del sector salud y la provisión de alimentos para los hogares pobres”, razonó Taveras Guzmán.

Propuso que el presupuesto 2020 sea completamente revisado para identificar el financiamiento de un paquete consecuente de medidas económicas y sociales, asumiendo que la crisis del coronavirus se va a extender mucho más allá de lo que se puede prever. “Es indispensable declarar como prioridad absoluta el gasto social, y más especialmente las partidas destinadas al sector salud y la asistencia social, lo que obliga a rediseñar con valentía y con sinceridad todo el presupuesto”, afirmó.

El candidato a senador deploró que, hasta el momento, el paquete económico oficial para intervenir en la crisis no contempla ningún sacrificio de los gastos programados del gobierno central y advirtió que dentro de la necesaria reorganización de las erogaciones públicas, las únicas prioridades deben de ser la salud y la disponibilidad de alimentos.

Indicó que, en ese sentido, deben suspenderse todos los gastos de propaganda de las agencias del gobierno y decretar una moratoria temporal de los pagos de intereses de la deuda pública para ser redirigidos hacia el sector salud.

Por otro lado, manifestó que el Estado debe de garantizar que la reducción de la factura petrolera, producto del desplome de los precios del petróleo, se traduzca en un consecuente ahorro para el consumidor final y más especialmente los sectores más vulnerables, traducido en baja de los pasajes, de los combustibles y revisión de la tarifa eléctrica.

“En este sentido, es oportuno recordar que por cada dólar que baje el barril de petróleo, la economía dominicana se está ahorrando unos RD$3,700 millones en base anual y en base a los precios de hoy (US$20/barril) estamos ahora US$39 por debajo del precio establecido en el presupuesto 2020”, subrayó.

Del mismo modo, propuso declarar una moratoria de los aportes a los fondos de pensiones y estudiar mecanismos para que, de ser necesario, un afiliado cuyo contrato de trabajo sea suspendido, pueda hacer retiros limitados de su cuenta en la administradora de fondos de pensiones que corresponda.

Asimismo, propuso organizar, con carácter de emergencia, capacidades médicas gratuitas para el cuidado de los enfermos que requieran de tratamiento en todos los centros de salud, sean públicos o privados. Dijo que el presupuesto 2020 modificado debe de contemplar la gratuidad y la aplicación masivas de las pruebas de diagnóstico del COVID-19 con cargo a este nuevo presupuesto.

“La emergencia nacional debe abarcar que las clínicas privadas sean declaradas de interés público, para la atención de la salud de la gente buscando mecanismo de cooperación público privado con los dueños de centro de salud privados”, subrayó.

Consideró ineludible y urgente endurecer las medidas de seguridad pública, para que se imponga de inmediato una cuarentena total durante un mínimo de 14 días, siguiendo la recomendación del Colegio Médico Dominicano y 55 Sociedades Médicas Especializadas, como única forma de frenar el avance del virus.

Antonio Taveras Guzmán exhortó a las cadenas de supermercados, grandes empresas y a todas las agencias del gobierno a que agilicen con carácter de urgencia todos los pagos atrasados a favor de las Mipymes.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario