ER, Monseñor Jesús Castro Marte Obispo Auxiliar de Santo Domingo


A través de diferentes medios de comunicación he venido manifestando mi preocupación entono al panorama político dominicano, asimismo, instando a éste liderazgo al buen juicio y a la sensatez, evitando los conflictos y divisiones que afecten la estabilidad y democracia de la República Dominicana.

En ese sentido, al aproximarse el domingo 6 de octubre, fecha en que los partidos de la Liberación Dominicana (PLD) y Revolucionario Moderno (PRM) se abocan a celebrar bajo la nueva modalidad de “primarias abiertas simultaneas”, establecida por la Ley de Partidos, Agrupaciones y Movimientos políticos (Ley 33-18), para escoger a sus candidatos en los niveles presidenciales, congresuales y municipales, queremos recordar al liderazgo de estos partidos, así como a sus militantes y a la ciudadanía en general, su compromiso de que dicho evento sea un auténtico ejercicio de la democracia y transcurra en el marco del debido respeto a las opiniones e integridad física y moral de los demás.

En los próximos días, en que las pasiones pudieran desbordarse, unido a la preocupación de que se originen hechos violentos en este proceso, reiteramos nuestro llamado a la cordura y al comedimiento en cada una de las acciones a emprender, para evitar sucesos que se puedan lamentar y coloque en entredicho la legitimidad del mismo.

El domingo 6 de octubre debe de ser recordado como un día en el que triunfe la democracia y prime el civismo, donde se ponga de manifiesto la grandeza de nuestro pueblo, en el que se pueden tener ideas disidentes, pero la capacidad para transitar juntos el camino hacia a la solución de las problemáticas que afectan al país. Pido a nuestro Señor Jesucristo, que habita en cada persona que nos necesita y nos acompaña en cada tarea que emprendemos para ayudar a otros, que ilumine a nuestro pueblo en la escogencia de los líderes políticos que demanda nuestra nación.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario