​La UCSD realizó su “Septuagésima Novena Graduación Ordinaria” donde invistió 256 nuevos profesionales en Posgrado.

Monseñor Jesús Castro Marte manifiesta su oposición firme ante el anuncio de una Orden Departamental del Ministerio de Educación para orientar una nueva política de género en el aparato estructural: "Nos aterra que el liderazgo y los principales actores educativos se distraigan del verdadero problema de la educación dominicana: en 12 o 14 años el Estado Dominicano no logra que los egresados sepan leer, pensar, resolver cálculos elementales y nociones básicas de desarrollo".

SANTO DOMINGO 2019 La Universidad Católica Santo Domingo realizó su “Septuagésima Novena Graduación Ordinaria” donde invistió 256 nuevos profesionales en Posgrado. Los graduandos recibieron sus títulos que los acreditan como profesionales especializados en diferentes áreas del saber, lo cual les permitirá ejercer una mayor influencia en la búsqueda de una sociedad dominicana más desarrollada y justa. 

La ceremonia de graduación -que se efectuó en el Auditorio de Casa San Pablo- estuvo encabezada por el Rector de la Universidad, Monseñor Doctor Jesús Castro Marte, Obispo Auxiliar de Santo Domingo Norte, quien estuvo acompañado en la mesa principal por el Director ejecutivo del Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio (Inafocam), Andrés de las Mercedes; por la Doctora Zeneyda de Jesús Contreras, Vicerrectora Académica; el Ingeniero Ramón García Tatis, Vicerrector de Administración y Desarrollo; el Licenciado Francisco Cruz Pascual, Vicerrector de Posgrado e Investigación; los Decanos de Facultades: Licenciada Carmen Mildred López, de la Facultad de Humanidades y Educación; Licenciado Jorge Báez, de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas; Doctora Santa Ángela Cabrera, de la Facultad de Ciencias Religiosas y el Doctor Ángel Almánzar, de la Facultad de Ciencias de la Salud. 

Después del desfile, el Reverendo Diacono, Ingeniero Ramón García Tatis, Vicerrector de Administración y Desarrollo, realizó la invocación para bendecir el inicio de esta nueva etapa en las vidas de los jóvenes graduandos.

El discurso central estuvo a cargo del Rector de la Universidad, Monseñor Doctor Jesús Castro Marte, Obispo Auxiliar de Santo Domingo Norte, en el cual se pronunció sobre el anuncio del Ministerio de Educación de una Orden Departamental para orientar la política de esa institución en materia de género. "Me permito -señaló- una invitación inicial a una mayor reflexión sobre la educación pública en el país.

El Ministerio de Educación quiere anotarse en una ola que postula políticas públicas en Perspectivas de Género. Entendemos que los valores se han de promover para asegurar la interacción social en una sociedad abierta y participativa, donde no se discrimine a nadie por ningún tipo de condición, origen u orientación fundada en su conciencia personal. La Constitución del 2010 es garante de ese principio, lo cual fue una de sus grandes novedades".

Castro continuó diciendo que mueve a preocupación que en el país quienes están llamados a velar por la educación dominicana confundan los principios de participación y convivencia social, fundados en la igualdad, la equidad y la no discriminación, con enfoques negacionistas de la propia identidad biológica, psicológica y social de las personas, y la trivialización de la institución familiar.

Al analizar los retos a los que se enfrenta la sociedad contemporánea señaló: "Otro desafío surge de diversas formas de una ideología, genéricamente llamada "gender", que niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer. Es inquietante que algunas ideologías de este tipo, que pretenden responder a ciertas aspiraciones a veces comprensibles, procuren imponerse como un pensamiento único que determine incluso la educación de los niños”, puntualizó el Rector de la UCSD.

“Somos conscientes -dijo- de las no pocas dificultades y desencuentros que esta narrativa ha provocado en aquellas naciones donde se les ha dado campo. Comienzan con ese lenguaje de inclusión y terminan en persecuciones, amenazas, agresiones, censura, y la pretensión de un discurso único. Y lo peor de todo: imponer el adoctrinamiento sexual a nuestros niños y niñas y hacerlos campo y carne de cañón de la llamada reingeniería social”.

La Universidad Católica Santo Domingo (UCSD) constituye una valiosa aliada de la sociedad dominicana al brindar una educación no solo científico-técnica, sino también humana, con la finalidad de contribuir eficazmente a la formación de egresados con un alto nivel profesional y ético. Con éstos suman ya más de 18,000 graduados, desde su fundación.

Los graduandos estuvieron acompañados también por sus profesores, familiares y amigos, quienes compartieron con ellos la felicidad de tan importante acontecimiento. 

La UCSD tituló a los nuevos profesionales en los siguientes Postgrados y Maestrías: Especialidad en Docencia Universitaria, Maestría en Formación Integral Humana y Religiosa, Especialidad en Metodología de la Investigación, Maestría en Docencia y Gestión Universitaria, Maestría en Planificación y Gestión de la Educación, Maestría en Gerencia Moderna, Maestría en Ciencias Políticas, Especialidad Gerencia Moderna de la Salud, Maestría en Gerencia Moderna de la Salud, Maestría en Economía Aplicada Mención Económica Monetaria y Financiera, Especialidad en Gerencia Moderna de la Salud, Especialidad en Rehabilitación Bucal, Especialidad en Periodoncia, Especialidad en Endodoncia, Especialidad en Odontología Pediátrica y Maestría en Terapia Familiar y de Pareja.

Historia de la UCSD:

El 29 de Agosto de 1983, con un grupo de 65 estudiantes, comienzan las clases en el Convento de los Dominicos, cuna de la primera universidad de América. La Universidad Católica Santo Domingo es una institución privada de educación superior sin fines de lucro, patrocinada y sostenida por la Fundación Universitaria Católica Inc., con personalidad jurídica otorgada mediante el decreto No. 2048 del Poder Ejecutivo, del día 8 de Junio de 1984.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario