Frankie Muniz pierde todas sus pertenencias en una inundación casera provocada por su gato.

By Carlos Hernandez 
@CAHG_26

El actor Frankie Muniz ha echado mano de Twitter para volcar parte de su frustración tras llegar a casa de un viaje este fin de semana y encontrarse la mayor parte de la vivienda bajo casi un metro de agua 'por culpa' de su gato, que había sido el responsable de la inundación.

"He llegado a casa del funeral de mi tío solo para encontrarme cuatro de los cinco pisos de mi casa bajo tres pies de agua. Y todo lo que tenía, destrozado. Todas las paredes, cada obra de arte, fotografías personales y muebles. Todo porque mi gato abrió por accidente el grifo de un lavabo hace unos días mientras estábamos fuera".

Aunque algunos no dudarían en recordarle que sus pérdidas son solo materiales y fácilmente reemplazables, en especial para una antigua estrella juvenil con una fortuna personal como la suya, él ha atribuido lo mucho que le ha afectado el incidente al delicado estado emocional en que ya se encontraba y que se ha visto empeorado por la falta de descanso, no solo por el viaje en cuestión que había realizado, sino porque el hotel en que se alojaron tras descubrir el desastre que les aguardaba en casa tuvo que ser evacuado en mitad de la noche del sábado cuando saltaron las alarmas de incendio.

"Estoy devastado y exhausto tras una semana muy dura marcada por la pérdida de mi tío Skip y un viaje de 45 horas de ida y vuelta a Francia, y vuelvo para encontrarme con este desastre. Entre ayer y hoy he llorado más que en toda mi vida junta. Perdonadme que me desahogue aquí, pero necesito algo de apoyo".

En un momento tan delicado, el antiguo intérprete ha querido darle las gracias públicamente a su novia Paige por ser un pilar de fortaleza para él en medio del caos: "Sé que esto suena ridículo, pero os juro que es cierto. No os podéis ni imaginar el nivel de destrucción", ha afirmado Frankie.

Su pareja ha querido apoyarle en esa misma plataforma respaldando su versión de los hechos y asegurando que su chico no había pecado de alarmista, ya que tienen por delante una reforma estructural de la vivienda.

"Hoy hemos empezado el proceso de recoger todos los objetos. Afortunadamente no todos los muebles están dañados pero todas las paredes, los suelos y el techo han tenido que ser derribados y sustituidos para reducir el riesgo de aparición de musgo", aclaraba Paige.

Fuente:msn

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario