La hermanastra de Meghan Markle se disculpa por sus anteriores faltas de respeto.

By Carlos Hernandez

 @CAHG_26

Tras lo que solo se podría denominar como una campaña de acoso y desprestigio que ha durado meses, la hermana de la duquesa de Sussex ha volado a Reino Unido para tratar de enmendar su relación fraternal. Y a falta de una audiencia oficial con la esposa del príncipe Enrique, Samantha Markle ha elegido una controvertida -y rentable- manera de tenderle una rama de olivo a Meghan: concediendo una nueva entrevista televisiva al presentador Jeremy Vine.

A lo largo de la conversación, Samantha ha reconocido que le gustaría acercar posturas con su cuñado y su hermana, pero que ellos estarían en su perfecto derecho de no aceptar su oferta de enterrar el hacha de guerra y que, en ese sentido, ella no podría más que aceptar su decisión para seguir adelante con su vida.

"Diría que han sucedido demasiadas cosas y que muchas de ellas se salieron de control sin que esa fuera la intención inicial. Creo que todo el mundo se sintió herido por no haber sido invitado a la boda. Creo que podría haberse solucionado si alguien hubiese sido incluido y habríamos podido pasar página con una actitud positiva", ha asegurado mirando directamente a la cámara con la esperanza, poco probable, de que su hermana estuviera viéndola, aunque en esa disculpa se ha negado a aceptar toda la culpa. "Todos esos sentimientos no se habrían salido de control, pero lo creas o no, no significa que te queramos menos. Este tipo de situaciones se dan en las familias cuando hay confusión y la gente se siente ofendida. Me disculpo y desearía que las cosas pudieran ser diferentes".

Uno de los momentos más delicados se ha producido cuando el entrevistador abordó el tema de los insultos que Samantha ha dirigido públicamente a la flamante royal vía Twitter comparándola, por ejemplo, con la villana Disney Cruella de Vil. Pese a que resultaba muy complicado, ella ha tratado de defender o al menos justificar sus acciones escudándose tras su deseo de proteger a su padre, Thomas Markle, en vista de que estaba siendo "ignorado deliberadamente" por Meghan.

"Teníamos la esperanza de que pudieran utilizarse canales privados, pero cuando eso fracasó, decidimos actuar de forma pública", ha afirmado, al mismo tiempo que ha señalado que cualquiera hubiera perdido los nervios de haberse visto ridiculizado -da igual que fuera merecida o inmerecidamente- ante el mundo entero, como les sucedió a sus familiares y a ella.

"En ese punto, el objetivo ya no era conseguir un acercamiento, sino dejar claro que ignorar a la familia no era la forma correcta de actuar. Quería recordarle que no se trataba de que la familia estuviera tratando de faltarle al respecto. Había muchos factores en juego, puede que el protocolo real británico no permita responder, pero la cuestión es que el publico se estaba burlando de nosotros, y me parecía que debía parar. Y puede que estuviera muy frustrada, pero en realidad estaba desahogándome contra los medios".


Pese a que Samantha, que este domingo se acercó a visitar el palacio de Buckingham desde el exterior -Meghan reside en uno de los apartamentos del palacio de Kensington-, está convencida de que no tendrá ocasión de hablar con su hermana durante su actual viaje, ha querido dejar claro que solo le desea lo mejor a ella y al príncipe Enrique.

Fuente:msn.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario