Julia Roberts salió a dar una lección a quienes se burlaron de su "forma de envejecer".

By Carlos Hernandez 
@CAHG_26

Durante años se resistió a las redes sociales. Y algo de razón tenía: la agresión de los haters, los "odiadores" que aparecen anónimamente a destilar veneno cualquiera sea la situación, termina hartando y angustiando a muchas personas que -finalmente- deciden cerrar sus cuentas.

En junio, Julia Roberts hizo caso a su manager y a sus contadores y accedió: estrenó cuenta de Instagram, un canal de comunicación y un lugar poderoso para seguir recaudando millones. Hasta hoy, ya colecciona más de 2 millones de seguidores.

Claro, "la novia de América", como la llaman en los Estados Unidos, ya sabe lo que es ser agredida por anónimos. Y salió a dar una lección a aquellos que se ríen de algo tan natural como el envejecimiento.

A pesar de ser una de las actrices más queridas de la industria del entretenimiento, su corto tiempo en el mundo digital le enseñó lo difícil que puede resultar enfrentarse a los comentarios negativos. En una reciente entrevista con Oprah Winfrey para la revista Harper’s Bazzar, la actriz ganadora del Oscar y del Golden Globe reveló lo espinoso que fue para ella enfrentar esa negatividad.


¿Qué pasó para que la calma Julia saliera a hacer un descargo? Hace algunas semanas, su sobrina Emma Roberts colgó en su cuenta de Instagram una fotografía en la que compartía un lindo momento junto a su tía. A pesar de la dulzura y belleza de la foto, muchos se centraron en cómo lucía Roberts físicamente.

Fuente:msn.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario