La Organización Mundial de la Salud y el St. Jude Children's Research Hospital colaboran para luchar contra el cáncer infantil

Nuevas iniciativas mundiales contra el cáncer infantil apuntan a curar al menos al 60 por ciento de los niños con seis de los tipos de cáncer más comunes en el mundo para 2030

MEMPHIS, Tennessee, 27 de septiembre de 2018 - /PRNewswire/ -- El St. Jude Children's Research Hospital anunció hoy una colaboración de cinco años con la Organización Mundial de la Salud destinada a transformar el tratamiento del cáncer en todo el mundo para curar al menos al 60 por ciento de los niños con los seis tipos de cáncer más comunes para 2030.

Esta colaboración siembra una iniciativa mundial que reunirá a personas y entidades de todo el mundo que luchan contra el cáncer infantil para aumentar el acceso de los niños con cáncer a la atención médica, mejorar la calidad de la atención mediante el desarrollo de centros nacionales de excelencia y satélites regionales e influenciar la integración del cáncer infantil en las políticas nacionales para garantizar la mayor probabilidad de supervivencia de todos los niños afectados.

"Las vidas de demasiados niños se ven interrumpidas por el cáncer", dijo el director general de la OMS, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus. "No podemos tolerar un mundo en el que algunos niños tengan acceso a un tratamiento de clase mundial mientras que otros mueran simplemente porque son pobres. El cáncer infantil es un símbolo contundente de la necesidad de una cobertura de salud universal".

Cada año, aproximadamente 300.000 niños y adolescentes recibirán un diagnóstico de cáncer. Alrededor de 8 de cada 10 de esos niños viven en países de bajos y medianos recursos, donde las tasas de curación a menudo rondan tan solo el 20 por ciento. Esto contrasta drásticamente con los países de recursos más altos, donde las tasas de curación superan el 80 por ciento, principalmente por los avances médicos y el tratamiento multidisciplinario especializado para los niños con cáncer que se estableció durante los últimos 50 años. Esta brecha entre las tasas de supervivencia en los países de altos recursos y en los de bajos y medianos recursos está entre las mayores disparidades en resultados de salud en el mundo.

El acceso limitado a medicamentos asequibles de alta calidad y el riesgo de una catástrofe financiera por pagos de bolsillo son ejemplos del desafío que enfrentan muchos países en la lucha contra el cáncer infantil.

"El St. Jude se fundó sobre la idea de que ningún niño debería morir en el despertar de la vida", dijo el Dr. James R. Downing, presidente y director ejecutivo del St. Jude. "Aunque hemos podido promover esta visión para muchos niños con cáncer, la triste realidad es que en la mayoría de los lugares del mundo, 4 de cada 5 niños con cáncer mueren por la enfermedad. Pero podemos cambiar esa realidad. Esta iniciativa ofrecerá las herramientas y los recursos para moldear la forma de abordar el cáncer infantil en el mundo, fomentando que los sistemas de salud nacionales prioricen el cáncer infantil y subiendo considerablemente las tasas de curación para los niños con cáncer".

Al unir las fuerzas del St. Jude y la OMS para expandir servicios, capacidades y asociaciones para enfrentar el cáncer infantil, esta colaboración ofrece una plataforma para apoyar iniciativas de implementación en cada país para luchar contra el cáncer infantil. La iniciativa combina el apoyo técnico especializado del St. Jude y una inversión programática designada de US$15 millones con la autoridad de la OMS que trabaja con gobiernos y líderes en sistemas de salud a nivel regional y mundial. Las actividades incluyen apoyar la atención clínica para los niños más vulnerables, garantizar que todos los niños con cáncer tengan acceso a medicamentos y tecnologías de alta calidad y fortalecer los programas de capacitación a través del desarrollo de centros de excelencia. Para una iniciativa global y sostenible, esta colaboración espera catalizar un esfuerzo más amplio que permita aportes vitales de líderes y organizaciones en cada país dedicados a mejorar los resultados para los niños con cáncer. Estos grupos incluyen organizaciones con relaciones oficiales con la OMS, como la Sociedad Internacional de Oncología Pediátrica (International Society of Paediatric Oncology, SIOP), Childhood Cancer International (CCI) y la Unión Internacional Contra el Cáncer (Union for International Cancer Control, UICC).

"Nos honra trabajar con la OMS para unir a los muchos prestadores de servicios de salud, defensores e investigadores que vienen trabajando para vencer al cáncer infantil en todo el mundo", dijo el Dr. Carlos Rodriguez-Galindo, vicepresidente ejecutivo y director del departamento de Medicina pediátrica global del St. Jude. "Tenemos oportunidades emocionantes de aprovechar iniciativas en todo el mundo para mejorar más rápido el acceso de los niños a la atención oncológica de calidad y garantizar que menos vidas jóvenes lleguen a su fin por enfermedades tratables. Articular una respuesta mundial de diferentes partes interesadas en torno a la OMS es un avance importante y el comienzo de una nueva era en la lucha por las vidas de los niños con cáncer".

Desde hace más de dos décadas, el St. Jude invierte en programas y líderes locales en países con recursos limitados para mejorar la calidad de la atención y los resultados para los niños y adolescentes. En marzo de 2018, el hospital fue nombrado el primer Centro de colaboración con la OMS contra el cáncer infantil. En mayo de 2018 lanzó formalmente St. Jude Global, con una inversión inicial de US$100 millones para acelerar las iniciativas para mejorar las tasas de supervivencia del cáncer infantil en todo el mundo a través del desarrollo de iniciativas regionales, nacionales y hospitalarias en educación, desarrollo de capacidades e investigación.

La iniciativa de la OMS y el St. Jude es un resultado de la Resolución 70.12 sobre la prevención y el control del cáncer de la Asamblea Mundial de la Salud. La resolución, adoptada en mayo de 2017, plasma el compromiso de la OMS y los gobiernos de mejorar los servicios para el cáncer infantil como parte de los programas nacionales de lucha contra el cáncer. La iniciativa se discutirá en la Reunión de Alto Nivel sobre Enfermedades No Transmisibles de la Asamblea General de las Naciones Unidas y en el evento inaugural paralelo sobre el cáncer infantil que tendrán lugar el jueves 27 y el viernes 28 de septiembre en la ciudad de Nueva York. Jefes de estado y gobiernos informarán sobre las iniciativas en sus países para vencer a las enfermedades no transmisibles, que combinadas son responsables de 7 de cada 10 muertes en el mundo.

"Con compromiso y colaboración, se pueden mejorar la atención y los resultados para los niños con cáncer", dijo la Dra. Svetlana Akselrod, subdirectora general de Enfermedades no transmisibles y salud mental de la OMS. "Por lo tanto, tomar medidas contra el cáncer infantil representa uno de los pasos más tangibles y efectivos en la lucha más amplia contra las enfermedades no transmisibles".

Acerca del St. Jude Children's Research Hospital

El St. Jude Children's Research Hospital guía el modo en que el mundo entiende, trata y cura el cáncer infantil y otras enfermedades que ponen en riesgo la vida de los niños. Es el único Centro Oncológico Integral dedicado exclusivamente a los niños, designado por el Instituto Nacional de Cáncer. Los tratamientos desarrollados en el St. Jude han ayudado a elevar la tasa de supervivencia general del cáncer infantil del 20 al 80 por ciento desde que el hospital abrió sus puertas hace más de 50 años. El St. Jude comparte sus avances científicos con total libertad y cada niño salvado en el St. Jude significa que los médicos y científicos alrededor del mundo pueden usar dicho conocimiento para salvar a miles de niños más. Las familias de los pacientes nunca reciben una factura del St. Jude por el tratamiento, los gastos de viaje, el alojamiento ni la comida, porque la única preocupación de la familia debe ser ayudar a que su hijo o hija sobreviva. Para conocer más visite stjude.org o siga al St. Jude en las redes sociales en @stjuderesearch.

FUENTE St. Jude Children's Research Hospital

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario