Tom Hardy no suelta palabra acerca de su especial relación con el príncipe Enrique.

By Carlos Hernandez
 
@ CAHG_26

El pasado 19 de mayo el enlace del príncipe Enrique y Meghan Markle reunió tanto a miembros de la realeza europea como a celebridades del mundo del cine, la música y el deporte. De entre los muchos rostros conocidos que desfilaron por la entrada de los terrenos del castillo de Windsor, Tom Hardy consiguió acaparar gran parte de la atención no solo porque sea considerado uno de los hombres más atractivos de Reino Unido, sino también por la chocante imagen que lucía para la ocasión: con la cabeza completamente afeitada.

Ese peinado, que revolucionó la esfera virtual, se debía a exigencias del guion de su último proyecto, 'Fonzo', en el que interpreta a un enfermo Al Capone en sus últimos días. El rodaje del filme le llevó a pasar seis semanas en Nueva Orleans, pero tras la última jornada de trabajo no dudó en hacer las maletas y poner rumbo a Reino Unido para enfundarse un traje y asistir a la boda real justo un día después. Su presencia sorprendió a más de uno, en vista de que Hardy no forma parte precisamente de ese grupo de actores británicos que se formaron en colegios tan prestigiosos Eton, al que asistió el propio Enrique y del que también fueron alumnos otro Tom, Hiddleston, o Eddie Redmayne.

Sin embargo, Hardy mantiene igualmente una estrecha amistad con el nieto de Isabell II sobre la que, por otra parte, se niega a dar demasiados detalles. Cuando le preguntan sobre su asistencia al evento social del año en su país natal, el intérprete se limita a responder que se trata de un asunto "profundamente privado" sobre el que no está dispuesto a hablar en público.

"Enrique es una p**a leyenda", ha añadido de forma misteriosa en su reciente entrevista a la revista Esquire.

Curiosamente, tras la boda no tuvo reparo en echar mano de sus redes sociales para felicitar a los recién casados de una forma un tanto curiosa: publicando una simpática foto de ambos a la salida de la iglesia que acompañó de la palabra "Jefe" y de varios emoticonos de un corazón, de la bandera de Reino Unido y, sí, también de un unicornio.

Pese al hermetismo de Hardy, basta con recurrir a la hemeroteca para comprobar que el príncipe y él han coincidido en varios actos benéficos, como el Audi Polo Challenge de 2016, y que en 2010 el actor se convirtió en embajador de la organización benéfica The Prince's Trust, creada por el propio príncipe Carlos -padre de Enrique- para ayudar a los jóvenes en riesgo de exclusión social a encarrilar sus vidas.

Curiosamente, durante la ceremonia religiosa en que el príncipe Enrique y Meghan se dieron el 'sí quiero', la esposa de Tom Hardy, Charlotte Riley -que quedó en parte eclipsada por su marido-, coincidió con la duquesa de Cambridge, a la que ella ha interpretado en la adaptación a la pequeña pantalla de la obra 'King Charles III'. La trama de la mini-serie giraba en torno al ascenso ficticio al trono del príncipe de Gales tras la muerte de su madre y en ella Riley daba vida a una Catalina un tanto manipuladora y con pocos escrúpulos.

Fuente:msn.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario