Meg Ryan se confiesa ante Gwyneth Paltrow: 'Nunca quise ser actriz'.

By Carlos Hernandez
@ CAHG_26

La actriz Meg Ryan (56) lleva varios años prácticamente desaparecida de la escena interpretativa para, como ya explicaba en su momento, dedicarse casi por completo a su faceta de madre y a todas esas aficiones en las que no pudo invertir demasiado tiempo en su momento. Sin embargo, la artista ha ofrecido ahora unas sorprendentes declaraciones que podrían explicar, al menos desde otro enfoque, su actual aversión a la idea de ponerse debajo de los focos.

"Nunca me marqué como objetivo convertirme en una actriz famosa. Estudié periodismo y, como soy una persona de naturaleza curiosa, lo único que de verdad me apasionaba era salir a descubrir el mundo al tiempo que me descubría a mí misma. Quería relacionarme con otras cosas, otras personas y otros entornos", ha revelado en una serie de tertulias organizada por su amiga Gwyneth Paltrow.

Pese a que no pudo resistirse a aprovechar la oportunidad que le brindó la industria del cine para cambiar de rumbo, uno que terminó por consagrarla como una de las figuras más cotizadas de Hollywood, con el paso del tiempo Meg Ryan empezó a experimentar en primera persona las desventajas de pasar de ser "testigo" de lo que ocurría a erigirse en una de las protagonistas de la actualidad internacional.

"Como periodista siempre me consideré una testigo privilegiada de lo que me rodeaba, pero sin formar parte de ello. Y eso era bastante positivo porque me sentía como una estudiante de lo que acontecía. Trataba de analizarlo todo desde un punto de vista antropológico. Nunca quise ser actriz, y la idea de ser una persona famosa me incomodó siempre", ha confesado en la misma conversación para recordar, por otro lado, que su carrera profesional también ha estado llena de satisfacciones.

"El éxito me llegó muy pronto, y tengo que reconocer que he tenido mucha suerte en mi trayectoria profesional. También soy afortunada de no tener ninguna historia negativa que contar en referencia al acoso sexual que sufren muchas actrices, al menos ninguna significativa. Creo que la fama, en mi caso, llevó aparejada una burbuja de acero", ha sentenciado.

Fuente:msn.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario