Las técnicas modernas para tratar las enfermedades digestivas reducen el dolor y el tiempo de recuperación

Junio 2018.- Los gastroenterólogos y los oncólogos de la Cleveland Clinic están usando nuevas herramientas y técnicas que no requieren suturas o largos tiempos de recuperación para tratar las enfermedades digestivas.

La Resección Endoscópica de la Mucosa (REM), y la Disección Endoscópica de la Submucosa (DES) son las técnicas más utilizadas, son indoloras y tienen un tiempo de recuperación mínimo en comparación con la cirugía.

La Resección Endoscópica de la Mucosa, abreviada como REM, es una de las técnicas más exitosas y ampliamente utilizadas. Implica levantar la lesión con una inyección submucosa de una solución o con succión cap y luego extraerla con una trampa (lazo de alambre para remoción de pólipos). La mayoría de las lesiones menores de 20 mm se pueden extraer en una sola pieza. Las lesiones más grandes se eliminan en múltiples piezas (es decir, poco a poco).

La Disección Endoscópica de la Submucosa, conocida como DES, es una técnica relativamente más nueva que se utiliza para la resección en bloque (todo a la vez) de todas las lesiones más grandes. Es una técnica más exigente desde el punto de vista técnico que utiliza el mismo método de inyección submucosa pero, en lugar de una trampa, se utiliza un cuchillo de cauterio para diseccionar meticulosamente la submucosa.

La lesión se reseca en una sola pieza, lo que permite un examen patológico preciso de los bordes de la resección.

Tanto la REM como la DES pueden usarse para tratar pacientes que padecen enfermedades digestivas como pólipos en el colon o esófago de Barrett.

Un pólipo en el colon es una masa en el revestimiento del colon (intestino grueso) que puede ser plano o levantado. Si el pólipo es plano, es más probable que sea canceroso. Estos se encuentran normalmente durante una colonoscopia. Durante el procedimiento, se usa un tubo delgado y flexible con una pequeña cámara llamada endoscopio, con el fin de pasar a través de él pequeños instrumentos quirúrgicos para alcanzar y eliminar los pólipos.

"Muchos pacientes y médicos pueden no estar familiarizados con REM / DES o no tienen acceso localmente a ellos, por lo cual estos pólipos a menudo se extirpan mediante cirugía tradicional", dice Tolga Erim, DO, gastroenterólogo de Cleveland Clinic, que se especializa en técnicas avanzadas de endoscopia. "Pero la REM y la DES
les da a los pacientes otra opción. Existe un bajo riesgo de hemorragia y perforación, son indoloros y tienen un tiempo de recuperación mínimo en comparación con la cirugía; el paciente siente como si solo fuera un procedimiento endoscópico”.

Para el esófago de Barrett - una irritación en el revestimiento del esófago causada por un reflujo crónico del contenido del estómago y el intestino delgado hacia el esófago, la REM implica la remoción de áreas anormales del revestimiento de Barrett mediante el uso de una trampa colocada endoscópicamente (similar a la usada para pólipos en el colon). Con la DES se puede realizar esta eliminación en una sola pieza. A diferencia de otras técnicas endoscópicas, REM / DES permite la confirmación del tejido por un patólogo.

El esófago de Barrett puede conducir al desarrollo de cáncer de esófago (adenocarcinoma esofágico) en un pequeño número de pacientes, que se desarrolla a través de una secuencia de cambios en las células del esófago conocida como displasia, el cual solo puede detectarse mediante biopsias endoscópicas. Los pacientes con esófago de Barrett deben someterse a exámenes de vigilancia periódicos para detectar el cáncer en una etapa temprana y potencialmente curable.

"Hemos tratado a pacientes de todo el mundo", dice el Dr. Erim de Cleveland Clinic. "Debido a nuestra experticia y experiencia con REM / DES, este es el lugar apropiado al que se debe consultar por pólipos difíciles de tratar y otras enfermedades digestivas.  Nos hemos convertido en un centro de referencia para estos casos".

Una vez que finaliza un procedimiento de REM o DES, el paciente debe evitar una actividad extenuante ese día y puede reanudar su actividad normal y ejercitarse al día siguiente. Será necesario modificar la dieta del paciente para que coma alimentos blandos y beba líquidos durante el día posterior al procedimiento. Después de aproximadamente seis a doce meses, se necesita una cita de seguimiento para verificar el lugar de la resección. Después del proceso de seguimiento con el especialista que realizó uno u otro procedimiento, los pacientes pueden regresar con su médico habitual.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario