Liam Payne y Cheryl han tenido sus baches, pero no van a separarse.

​​
By Carlos Hernandez 
@CAHG_26

Justo antes de que Liam Payne y Cheryl realizaran una rara aparición juntos en la gala de los BRIT Awards el pasado febrero, se había especulado largo y tendido con la posibilidad de que se hubieran dado el 'sí quiero' en una discreta ceremonia, pero el hecho de que ninguno luciera alianzas sobre la alfombra roja pareció descartar esa posibilidad, lo que automáticamente dio pie a nuevos rumores sobre una ruptura inminente. 

Ni falta hace mencionar que los artistas siguen juntos y felices, como ha confirmado él ahora, reconociendo que ha atravesado momentos duros con la cantante, pero ninguno lo suficientemente grave como para que dejaran de apostar por su futuro juntos"Lo más gracioso de todo es que una semana antes se suponía que íbamos a casarnos, y a la siguiente ya nos estaban separando. En mi caso, me gusta pensar que nos encontramos en un punto intermedio: tenemos nuestros problemas, por supuesto, no me voy a sentar aquí y pretender que ha sido todo un camino de rosas porque claro que pasas por distintas fases, en eso consiste una relación. Pero nos enfrentamos a todo juntos, como una familia", asegura el joven de 24 años en una entrevista al suplemento ES, en la que resta importancia a cualquier bache que hayan podido protagonizar su chica y él comparándolo con los que enfrenta cualquier otra pareja.

"A ver, esa era una parte de la convivencia que no podíamos evitar, siempre va a haber cierta tensión puntual mientras encontramos una solución, pero a ver, quién no pasa por eso mismo... Lo importante es si lo superáis, juntos".En opinión del intérprete, uno de los puentes fuertes que ha jugado a favor de su historia de amor ha sido el que ambos se dediquen a la industria discográfica y puedan comprender las exigencias que se desprenden de una carrera musical o las consecuencias más desagradables que acarrea.

"Soy muy afortunado de haber hecho equipo con alguien que... es muy comprensiva con lo que hago, porque no creo que nadie más pudiera serlo. Obviamente es difícil: tener a tu lado a alguien que también tiene un perfil mediático muy fuerte eleva todo lo que hago a otro nivel y eso resulta extraño", admite.

Cuando hace dos años comenzaron a circular los primeros rumores de que Liam había iniciado un romance con la cantante, una de las juezas de 'The X Factor' para la que había audicionado sin éxito antes de ser seleccionado finalmente para otra edición del concurso -dos años después- como parte de One Direction -ya sin su futura novia entre el jurado-, el hecho de que ambos se hubieran conocido por primera vez cuándo él tenía 14 años. sumado a la diferencia de edad de una década que les separaba, les convirtió rápidamente en una de las parejas más perseguidas muy a su pesar.El tiempo no hizo más que confirmar que su noviazgo estaba destinado a durar, especialmente tras el nacimiento hace un año de su primer hijo en común, Bear. Desde entonces, Cheryl ha mantenido un perfil más bajo para ocuparse del bebé en la más estricta intimidad mientras Liam promociona su trayectoria en solitario.

"En lugar de colocarle frente a las cámaras o llevarle conmigo a sitios, prefiero darle la oportunidad de vivir lejos del ojo público. Si le quitara esa posibilidad ahora, nunca más podría recuperarla", explica el cantante acerca de por qué su pequeño nunca le acompaña en sus viajes o apariciones públicas.

Fuente:msn.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario