El altercado en un bar protagonizado por Kit Harington no fue para tanto.

By Carlos Hernandez 
@CAHG_26


El pasado fin de semana Kit Harington se vio convertido en noticia muy a su pesar, no por su participación en una gala benéfica el sábado o por su paso por la alfombra roja de los Globos de Oro el domingo, sino por el altercado que habría protagonizado en un bar de Nueva York el viernes, antes de volar hasta Los Ángeles para cumplir con sus compromisos profesionales.

Según la información que ofrecía en su momento el portal TMZ, apoyada por un vídeo en el que el actor de 'Juego de tronos' aparecía en un evidente estado de embriaguez, la estrella habría molestado a varios de los clientes del local Barfly, interrumpiendo su partida de billar y encarándose con varios de ellos, antes de que le pidieran que abandonara el establecimiento, al que habría vuelto poco después solo para que en esa ocasión le escoltaran fuera por la fuerza.Sin embargo, un miembro del personal ha revelado ahora que eso no fue exactamente lo que sucedió. Si bien ha reconocido que el famoso intérprete se había tomado unas cuantas copas de más, su comportamiento no habría sido en absoluto agresivo e incluso habría invitado a una ronda de bebidas a todos los presentes. Las imágenes que aparecen en la grabación que ha salido a la luz mostrarían a Kit sumándose a la partida en cuestión que ya estaba en marcha y cuyas reglas le costaba comprender, de ahí que el resto de jugadores le interrumpieran rápidamente -con gritos, sin duda por la emoción del momento- cuando estaba a punto de cometer un error.

"El 'altercado' que se ve en el vídeo... era sobre el juego que interrumpió. Y lo hizo porque uno de los jugadores le cedió su turno, solo que él no entendió las reglas. Se trataba de un juego llamado 'Killer' en el que cada persona dispone tan solo de una jugada, pero Kit intentó seguir tirando. Ese fue todo el malentendido", han afirmado los propietarios del bar, Aldo Parisi y Krystyn Shari, al portal ET Online.

Los dueños del local también han insistido en que el actor no intentó volver a colarse en el interior en ningún momento, sino que únicamente regresó para pagar su cuenta.

"Cuando nuestros camareros se dieron cuenta de lo bebido que estaba, le pidieron educadamente que se marchara y dos de ellos le acompañaron fuera. Volvió más tarde esa misma noche para cerrar su cuenta y dejó una generosa propina: 70 dólares por unas consumiciones de 70 dólares. El cien por cien. Todos los que le atendieron dijeron que eran muy amable", añaden.

Lo que ya no les ha hecho ninguna gracia a los hosteleros ha sido enterarse de que alguien grabó al artista sin su consentimiento mientras se encontraba en el bar, algo que aseguran que no había sucedido nunca antes a pesar de que cuentan con varias celebridades entre su clientela.

"Todos nuestros clientes merecen que se respete su privacidad, sin importar quienes sean, hemos tenido a muchos famosos antes y jamás había sucedido nada parecido. El señor Harington es bienvenido siempre que quiera".

Fuente:msn.         

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario