​ Mel B corta (literalmente) cualquier rastro de su exmarido de su vida, incluido un tatuaje.

By Carlos Hernandez 
@CAHG_26

Tras concluir su matrimonio de una década con Stephen Belafonte a principios de este año, Mel B no podía esperar ni un minuto más para borrar de su vida todo rastro de su exmarido, incluido el tatuaje en su honor que ella lucía en las costillas y que rezaba: "Stephen, mi corazón será tuyo hasta que la muerte nos separa".

Generalmente, el método más habitual para deshacerse de ese tipo de grabados suele ser el láser, que se encarga de eliminar esa tinta que trae a la mente recuerdos ya no gratos relacionados con una persona en concreto. Sin embargo, también es cierto que se trata de un proceso que implica varias sesiones, tiempo y paciencia, algo que a la ex Spice Girl ya no le sobra.

Por eso, la artista ha recurrido a una solución más radical: pasar por quirófano para que le 'extirparan' el tatuaje en cuestión, una intervención que le ha dejado trece puntos de sutura y una cicatriz en el lugar donde le han cortado un trozo de piel.

"Quería quitarme el tatuaje para que ayudara a cerrar el capítulo final de una relación tóxica. Aunque he tomado las medidas necesarias para eliminar el nombre de Stephen de mi cuerpo, el recuerdo del abuso doméstico que he sufrido me acompañará siempre", ha explicado Melanie al Mail Online.

Independientemente de que su mayor deseo sea pasar página cuanto antes, lo cierto es que a la intérprete aún le tocará verse las caras con su ex en el marco del tumultuoso proceso de divorcio que aún protagonizan. El último avance que la expareja consiguió dar en ese sentido fue en relación a la custodia de su única hija en común, que han acordado compartir, aunque aún falta que un juez ratifique esa medida.

Mientras tanto, aún deberán especificar qué suma de dinero en concreto le pasará la estrella a Stephen durante los próximos tres años en concepto de pensión de manutención, a cambio de que él destruya todo el material gráfico comprometido que aún posee de la que fuera su esposa. Además, también han accedido a vender su antiguo hogar familiar -donde vivieron junto a las dos hijas de Melanie fruto de relaciones anteriores- y dividirse los beneficios, aunque Stephen ha obtenido permiso para regresar una última vez a la casa y recuperar sus objetos personales, como fotografías de su infancia y ropa.

Este trato solo ha podido producirse después de que la estrella de la música accediera a retirar la denuncia por maltrato que había interpuesto contra su exmarido tras su separación.

Fuente:msn.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario