Mario Kreutzberger: “Don Francisco cada vez me consume más combustible”.

By Carlos Hernandez 
@CAHG_26

-¿Quién soy yo? -pregunta Mario Kreutzberger.

-¡Don Francisco!- gritan 50 niños a coro.

-¿Y qué hago?

-¡Ayudar!

Mario Kreutzberger, 76 años, a menos de dos meses de cumplir 77, está en una pequeña y oscura sala del Liceo Politécnico Particular de Conchalí. Está rodeado de niñas y niños de prekínder y kínder, que levantan la mano, que le preguntan si es el mismo de la tele, que lo abrazan. Es una revolución.

Acá, Mario Kreutzberger no es Mario Kreutzberger. Es Don Francisco. Un hombre que, como él mismo explica, a pesar de su edad, está lleno de energía. Canta con los niños, baila, pinta botellas de detergente, se saca selfies. Y se sube al escenario, anima, se pone un sombrero de mago, luego uno de sultán. Y apenas Don Francisco baja del escenario, se acerca el director del liceo, que le agradece y le dice: “Qué fuerza que tiene usted”. Mario Kreutzberger, por un segundo, agacha la cabeza, se mira los zapatos y luego confiesa: “Ya tengo poca fuerza”. Pero justo detrás del director, en el campo visual del animador, hay un cartel pegado en una pared. Es una cartulina con letras de colores rojo y blanco que reproduce uno de los lemas de la Teletón, el de 1990: “Nadie puede faltar”. Menos Don Francisco-Yo no he dejado atrás a Don Francisco, ese es el problema -dice.

Fuente:msn.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario