La verdad sobre el romance de Jeremy Meeks, el preso reconvertido en modelo, y la heredera de Topshop.

By Carlos Hernandez 

@CAHG_26
La vida de Jeremy Meeks cambió de la noche a la mañana en 2014, cuando la fotografía de su arresto policial se convirtió en un fenómeno viral tras filtrarse a las redes sociales, arrancando así su carrera en el mundo de la moda. Tras firmar su contrato con una agencia de modelos mientras aún cumplía condena por posesión ilegal de armas y robo, el maniquí de 33 años comenzó su nueva profesión como un hombre plenamente rehabilitado en marzo de 2016, aunque su popularidad de disparó este verano al ser fotografiado besándose con Chloe Green, la heredera del imperio textil Topshop.

Lo que muy pocos sabían era que Jeremy estaba casado desde hacía diez años con Melissa Meek, madre de su único hijo, una unión que llegó legalmente a su fin en julio después de que él solicitara el divorcio alegando que su relación había concluido un mes antes. Ahora la nuestra estrella de las pasarelas -el pasado febrero debutó en la Semana de la Moda de Nueva York- ha matizado que, en la práctica, su exmujer y él se habían separado mucho antes para echar por tierra así la teoría de que su romance con la joven de 26 años llegó en un momento sospechosamente oportuno para terminar de consolidar su posición en la industria.

"La gente que me conoce realmente, a mí y a mi familia, sabía que mi matrimonio había acabado tiempo antes de que conociera a Chloe. Durante unos años, mi esposa y yo tuvimos una buena vida juntos, y después dejamos de tenerla. Lo nuestro se había acabado muchos antes de lo que el mundo se imagina", asegura el modelo en una nueva entrevista a la revista heat.

Respecto a su actual noviazgo con la rica heredera, Jeremy no podría sentirse más satisfecho con la manera en que este se afianza cada día, especialmente en lo relativo a la buena conexión que ya existe entre su retoño y Chloe.

"Ella es muy cariñosa y atenta, es una buena amiga para él, pero nada más. No está tratando de convertirse en su madre ni nada parecido porque ya tiene una. Pasamos juntos unas dos semanas al mes, y le encanta Chloe", afirma.

Sobre sus planes de futuro junto a su chica, el modelo prefiere mostrarse cauto aunque sin cerrar ninguna puerta.

"Nunca descartaría esa posibilidad, porque me encanta ser padre, pero no es algo que nos planteemos ahora mismo. Estamos disfrutando de nuestra felicidad juntos".fuente:msn.                                                                                     

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario