Pablo Alborán, el único que no se ha enfadado por la supuesta manipulación de su última entrevista.

By Carlos Hernandez 
@CAHG_26

Este miércoles por la noche en horario español se emitió la que se había vendido como una de las entrevistas más personales hasta la fecha del cantante Pablo Alborán, en el programa 'Mi casa es tuya'. Además de hablar de su retiro de casi dos años, se esperaba que en ella el músico hablara de uno de los grandes enigmas en torno a su persona que más polémica e interés ha generado: su orientación sexual.

Daba igual que él siempre se haya negado a hablar de su intimidad, muchos pensaron que durante la conversación realizaría alguna confesión explosiva debido a la forma en que se había enfocado la misma a través de los vídeos promocionales. De hecho, uno de esos adelantos terminaba con Pablo afirmando: "Como ya lo ha superado, lo voy a contar...".Como era de esperar en vista de los antecedentes, esas palabras no adelantaban ninguna revelación sobre su trayectoria amorosa, sino que introducían sus comentarios sobre la etapa tan dura que atravesó su familia a raíz de la rara enfermedad de cadera que padeció su sobrina, de la que afortunadamente la pequeña ya se ha recuperado por completo.

Una vez concluido el programa, no tardó en desatarse un enfado general acompañado de duras críticas hacia el programa por la manera en que habría 'manipulado' las declaraciones de Pablo en un primer lugar para ganar audiencia, generando expectación sobre un tema del que su invitado siempre ha evitado pronunciarse.

Parece que al único al que no le ha molestado este 'juego' ha sido el principal afectado, ya que una vez acabada la emisión de la entrevista el cantante le envió un mensaje a su anfitrión y entrevistado, Bertín Osborne, que rezaba: "Gracias por vuestro cariño y por las risas. Os quiero mucho!! (sic)", le aseguró, dejando claro que se había tomado con deportividad todas las preguntas de Bertín acerca de si había encontrado o no el amor durante su tiempo alejado de la industria.

Es cierto que, ante la insistencia de su interlocutor, Pablo sí comentó que aún no había encontrado "nada fijo", pero que se lo había "pasado muy bien" durante su descanso profesional. De paso, aprovechó para explicar que las fotografías que le sacaron a bordo de un barco besando a otro hombre habían sido sacadas de contexto, ya que se trataba únicamente de un amigo al que había querido dedicar un gesto cariñoso "en broma" y que encima este se encontraba acompañado de su hija en ese momento.

"Cuando eres conocido no sabes si te sonríen o te dan los buenos días porque eres conocido, y eso me da miedo", accedió a comentar sobre sus problemas para encontrar a alguien especial.

Fuente:msn.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario