Caitlyn Jenner lleva nueve meses sin cruzar palabra con Kim Kardashian

​​
By Carlos Hernandez
@CAHG_26 


La estrella televisiva tenía tan solo 11 años cuando su madre, entonces llamada Kris Kardashian, contrajo matrimonio con Caitlyn Jenner, quien en aquel momento aún era conocida como Bruce. La atleta olímpica jugó un papel fundamental en la vida de la mujer de Kanye West y en la de sus dos hermanas y su hermano Rob, especialmente tras la muerte en 2003 de su padre, el abogado Robert Kardashian, e incluso fue el encargado de llevar al altar a la más pequeña de ellas, Khloé, en su boda con Lamar Odom.

Su vínculo pareció reforzarse aún más después de que su padrastro se separara de su madre en 2015 y de que, dos años más tarde, hiciera pública su transición para convertirse en quien realmente era en su interior. La celebridad se encargó de asesorarla en cuestiones de estética e incluso le ayudó a elegir el vestido blanco que lució en su primera aparición pública como mujer en los premios ESPY.

Sin embargo, la publicación de las memorias de Caitlyn, 'The Secrets of My Life', supuso la ruptura de toda relación entre ellas por el retrato poco halagador que pintaba de su exmujer Kris y las revelaciones tan íntimas que hacía de la familia y de cómo afectó a cada uno de sus miembros su lucha interna hasta descubrir y aceptar su identidad. El paso del tiempo no ha conseguido acercar posturas, ya que las dos no han intercambiado palabra desde el año pasado.

"No hemos hablado en nueve meses. Quiero a Kim muchísimo. No tenerla cerca ha supuesto una pérdida muy grande en mi vida. Es muy triste. Quiero a todos mis niños, me he pasado 25 años criándolos", ha explicado Caitlyn a su paso por el programa 'Good Morning Britain', en el que ha defendido su libro alegando que ha sido la primera ocasión en que ha ofrecido su punto de vista sobre cómo es la vida en el seno del mediático clan.

"Todos os habréis dado cuenta de que, en el reality 'Keeping up with the Kardashians', yo siempre me guardaba mis opiniones para mí misma. Vivía en una casa rodeada de mujeres con personalidades muy fuertes y yo siempre me quedaba en un segundo plano, con la boca cerrada", ha recordado.

A pesar de las tensiones que ha generado en el seno de su familia, Caitlyn no se arrepiente de haber compartido sus memorias, especialmente porque en su opinión no ha tratado de hacer daño o perjudicar a nadie.

"Se trata de mi historia. Por fin podía dar mi versión de los hechos. He sido completamente honesta y sigo sintiéndome muy orgullosa de mi trabajo. Desafortunadamente, las Kardashian y en particular Kris, no reaccionaron bien, sin importar que yo hiciera todo lo posible por ser amable", ha apuntado.

Por su parte, Kim siempre ha defendido que su madre ha sido tratada de manera "injusta" por Caitlyn, aunque también ha aclarado que sus desavenencias no le han hecho olvidar que su padrastro sigue siendo una persona clave en su vida.

"Ella siempre será mi padrastro y la persona que me crió y me enseñó tanto en la vida. Dio un paso al frente cuando mi padre falleció y nunca olvidaré lo que Caitlyn nos inculcó cuando éramos unos niños, es una parte muy importante de quién soy hoy. Nunca lo olvidaré. Siempre será una parte de mí. Simplemente nos estamos tomando un descanso. Lo solucionaremos. Es el padre de mis hermanas. Todo saldrá bien", explicaba en una entrevista para el programa de televisión 'The View'.fuente:msn.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario