ANA RIVAS, UNA ARTISTA COMPLETA.

La actriz, productora y cantante, ha demostrado con su impecable trayectoria, que sí es posible forjar una carrera desde la calidad y el prestigio.

Hija de uno de los pilares de la publicidad en nuestro país, el renombrado Nandy Rivas, esta mujer nació experimentando arte, con la ventaja de saber desde muy niña como hacer que las cosas ocurran.  Es por esto que Ana Rivas, ha preferido construir su carrera artística basándose en el contenido y la calidad, aunque esto signifique a veces sacrificar la fama inmediata.

En 1999 cautivó la crítica con su papel de “Rizzo” en el musical “Grease”, y desde entonces ha participado en 23 producciones como actriz, y en incontables propuestas escénicas como productora. Apenas hace un año participó en el exitoso montaje "Baño de damas", como actriz y productora, el que además abarrotó Bellas Artes.

Este año no se queda atrás, pues es también el caso de su próximo estelar en “El camaleón cabaret y circo”, donde interpreta el papel de “La veterana”, siendo  como de costumbre también parte del equipo realizador.

“Es una bendición poder estar delante y detrás del telón, pues el nivel de complicidad con cada detalle, se multiplica. Es agotador, pero vale cada esfuerzo cuando ves el resultado”, comentó Ana sobre su doble rol en “El Camaleón, Cabaret y Circo”.

Ana Rivas dice que en el papel de “La veterana”, Waddys Jáquez ha creado para ella un impactante personaje, que atrapa una realidad totalmente decadente, que solo este genio del teatro puede imaginar, y finalmente realizar. Todo un desafío interpretativo para esta artista, a la que definitivamente no podemos perder de vista.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario