The Weeknd habría exigido un televisor de 100 pulgadas en su camerino del festival Wireless de Londres.

​​
By Carlos Hernandez
@CAHG_26 

El cantante canadiense Abel Tesfaye, más conocido en todo el mundo por su seudónimo The Weeknd, se habría unido ahora a la larga lista de celebridades que acostumbran a generar titulares -entre otras muchas razones- por el sinfín de extravagantes demandas que trasladan a los promotores de sus conciertos para poder gozar así de todo tipo de comodidades en sus camerinos.
                                                                                                                                                                             Eso sí, a diferencia de otras estrellas cuyos listados de exigencias superan la extensión de un folio, el también novio de Selena Gomez solo habría presentado una exigencia de peso para asegurar su participación en el festival de música Wireless que se celebró el pasado fin de semana en Londres, que no es otra que la presencia de un televisor de 100 pulgadas en su habitación con la que poder jugar a su videojuego favorito antes de salir al escenario.

"Además de pedir las típicas botellas de champán y aperitivos dulces, The Weeknd se puso en contacto con la organización para que le enviaran una televisión enorme, de 100 pulgadas, para distraerse un poco antes de su actuación. Es un gran aficionado a los videojuegos de la saga 'Mario Kart', así que resulta comprensible que se quisiera relajar un poco al tiempo que echaba unas partidas", asegura a la agencia de noticias BANG Showbiz un informante ligado a los preparativos del evento.

Se desconoce de momento si el intérprete prefirió jugar en solitario, con algunos miembros de su séquito, o incluso con su famosa pareja, ya que varios asistentes al popular festival veraniego han afirmado haber visto a Selena entre bambalinas mientras The Weekend deleitaba al público con algunos de sus grandes éxitos.

"Muchos de estos testigos están convencidos de que Selena se dejó ver durante una fracción de segundo en la parte de atrás del escenario, pero estaba claro que no quería que nadie se percatara de su presencia. La última vez que aparecieron en público fue el pasado mes de mayo en la gala del Met, y desde entonces han tratado de pasar desapercibidos", cuenta una fuente al mismo medio.

Poco después de su triunfal concierto en Finsbury Park, situado en el norte de la capital británica, The Weeknd no dudó en expresar su satisfacción ante las buenas sensaciones que le había dejado su último espectáculo al aire libre, especialmente al tener en cuenta su tradicional preferencia por los auditorios u otros recintos cerrados.

"La verdad es que nunca me ha gustado actuar al aire libre, pero tengo que reconocer que después de lo de anoche, creo que es el mejor sentimiento del mundo", confesaba a sus seguidores de la red social Twitter.

Fuente:msn. 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario