Chrissy Teigen defiende su decisión de dar comida rápida a su hija.

​​
By Carlos Hernandez
@CAHG_26 

Aunque ella misma haya construido un imperio con la publicación de libros de cocina en los que enseña a comer sano sin renunciar al sabor, Chrissy Teigen defiende a capa y espada su decisión de permitir que su hija de 15 meses Luna, fruto de su matrimonio con el cantante John Legend, coma lo que comúnmente se conoce como comida rápida porque cree firmemente en que la moderación es la clave del éxito.

"A veces resulta muy duro porque quieres encontrar un equilibrio, y hoy en día parece que todo es orgánico. Pero no deja de ser una niña, y le encantan las patatas fritas. No quiero privarla de eso. No quiero que no pueda comer patatas fritas si quiere, o un caramelo. La clave es que lo haga con moderación", explica la modelo y gurú de la alimentación en una entrevista a People.

La maniquí, que se ha labrado una carrera al margen de los editoriales de ropa de baño compartiendo sus conocimientos culinarios en las redes sociales, está convencida de que su pequeña ha heredado de ella su espíritu glotón

"Ahora acaba de descubrir las salsas", explica con resignación, "así que cada vez que le damos patatas se pone a mirar a su alrededor porque sabe que en algún lugar habrá también ketchup. Pero a ver, ¡si hasta hace nada se comía las patatas solas! Pues no, resulta que ahora necesita también condimentos!".

Que la modelo se haya atrevido a pronunciarse sobre un tema como la alimentación de su hija demuestra lo poco que le importan las críticas y lo acostumbrada que está ya a recibirlas por cualquier publicación referente a su pequeña que comparta en sus populares perfiles sociales. Desde sus salidas nocturnas a pocos días de ser madre a su sinceridad acerca del proceso de fecundación in vitro al que se sometió para quedarse embarazada, la modelo se ha enfrentado a la polémica en multitud de ocasiones y en todas ellas ha demostrado ser capaz de defenderse utilizando el sentido del humor como su mejor arma.

"He salido a cenar. La gente está furiosa. ¡Buenos días a todos!", escribía divertida en su tablón de Twitter tras recibir un aluvión de injustos tuits afeando su decisión de separarse por unas horas de su bebé para salir con su marido una semana después de dar a luz.

Fuente:msn.
​​
​​

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario