La policía de Los Ángeles abre una investigación que implica a la rapera Lil Kim en un misterioso robo.

​​
By Carlos Hernandez
@CAHG_26 

Además de reconocer las mejores contribuciones de la comunidad afroamericana a la industria musical en los últimos doce meses, la ceremonia de entrega de los premios BET que se celebró ayer domingo en Los Ángeles -que otorgó premios a Kendrick Lamar, Beyoncé y Bruno Mars, entre otros- será también recordada por un curioso incidente que tuvo lugar escasas horas después de la gala y que implica de alguna forma a la rapera Lil Kim.

Como publica el portal de noticias TMZ, la que fuera conocida como una de las artistas más problemáticas de la escena del hip hop en la década de los noventa decidió alquilar un día antes del evento una lujosa propiedad en la ciudad donde organizar una multitudinaria fiesta posterior a la gala para agasajar a los premiados.

Sin embargo, tras aparecer en la vivienda pocas horas después con miembros de su séquito personal y percatarse de que esta no cumplía con sus expectativas, la intérprete no dudó en llamar directamente al dueño del inmueble para romper el trato y exigirle la devolución del depósito, que respondía a una elevada cantidad cuya cifra exacta no ha sido desvelada por el momento.Según el mismo medio, el casero hizo acto de presencia solo unos minutos más tarde para hablar personalmente con Lil Kim y explicarle las razones de su negativa a reembolsarle el dinero, un intercambio de palabras que acabó desembocando en una acalorada discusión que motivó incluso la intervención de la policía.

Dos horas después de que los agentes pusieron fin al rifirrafe y abandonaron la propiedad sin mayores consecuencias, al considerar que el litigio correspondía a un "asunto civil" sobre el que no tenían competencias, tuvo lugar el curioso incidente que ha convertido esta historia -en principio convencional- en un misterioso caso criminal que, directa o indirectamente, podría salpicar a la controvertida Lil Kim.

Aunque de momento no han trascendido demasiados detalles sobre lo ocurrido, las fuentes a las que ha tenido acceso TMZ aseguran que el departamento de policía ha abierto una investigación que incluye a la rapera para esclarecer las circunstancias del llamativo robo que, a las cuatro de la mañana de ese domingo, se produjo en la mencionada casa y que dejó precisamente como resultado la desaparición del cheque que supuestamente contenía el depósito del alquiler, así como la sustracción de dinero en metálico: un botín valorado en unos 20.000 dólares.

Los mismos informantes explican que los ladrones aparecieron en la vivienda armados y ocultando sus rostros con grandes gafas de ski opacas, permaneciendo en su interior el tiempo justo para hacerse con todas estas pertenencias y, además, para reventar los neumáticos del vehículo que estaba aparcado en la entrada -previsiblemente del dueño- y hacerse con las llantas.

Por ahora, se desconoce si este grupo de criminales tiene algún tipo de vínculo con el equipo de Lil Kim y por qué las pesquisas policiales apuntan, entre otros, a la afamada intérprete como uno de sus elementos clave: habrá por tanto que esperar hasta que las autoridades emitan sus primeros informes sobre los progresos realizados en el marco de tan impactante caso.

Fuente:msn

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario