Orlando Bloom temió por la integridad de su miembro viril durante una escena de riesgo con un Rottweiler.


​​
By Carlos Hernandez
@CAHG_26 

El actor Orlando Bloom suele confiar en su poderosa musculatura para lidiar directamente con las numerosas escenas de acción que definen algunos de sus títulos cinematográficos más recientes, pero con la perspectiva que otorga el paso del tiempo, el intérprete reconoce ahora que debería haber recurrido a un especialista en lugar de haber grabado él mismo una peligrosa escena -perteneciente a su última película, 'Unlocked'- en la que un imponente Rottweiler de casi 70 kilos llegó a hacerle temer por su vida o, al menos, por la pervivencia de una parte muy concreta de su anatomía.

"Siempre que me resulta posible, trato de rodar mis propias escenas de riesgo, pero la del perro fue sin duda la más terrorífica que he hecho en mi vida. Estamos hablando de un Rottweiler que pesaba cerca de 70 kilos y que tenía que tirarme al suelo. El entrenador del perro no hablaba muy bien inglés, pero me decía siempre: 'Trata de mantener tu mano dentro'. Mi brazo solo estaba protegido por una cobertura de cartón, a la que el perro enganchó su mandíbula y no dejaba de sacudir como si fuera un lunático", reveló a la emisora BBC Radio 1 antes de confesar algunos de las espeluznantes ideas que se le pasaban en ese momento por la cabeza.


"Soy todo un amante de los perros, no suelen darme miedo pero en ese preciso instante estaba aterrado. Me decía a mí mismo: 'Y si se suelta del brazo y se acaba aferrando a otra cosa, hay otras partes de mi anatomía que son bien grandes'. Fue horrible, lo tuvimos que hacer un par de veces, hasta que grité: 'Bueno, se acabó'", expresó en la misma conversación.

Fuente:msn.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario