Kylie Minogue todavía no 'ha aceptado' que padeciera cáncer.

By Carlos Hernandez
@CAHG_26 

Ha pasado ya más de una década desde que a Kylie Minogue le detectaran un cáncer de mama con tan solo 36 años, pero para la artista australiana sigue siendo difícil hablar del que sin duda fue el momento más difícil de su vida a pesar de que en su momento decidiera hacer público su diagnóstico para dar visibilidad a la enfermedad. De hecho, a día de hoy continúa sin sentirse preparada para compartir los detalles del duro proceso que vivió y cuyas secuelas físicas y emocionales aún permanecen muy presentes.

"Cuando se cumplieron diez años desde que lo superara, me eché a llorar. Decidí hablar sobre ello porque me pareció que la gente debía saber algo, pero nadie conoce la historia completa. Es un proceso de larga duración y te afecta a todos los niveles. Algunos días siento que todavía no lo he aceptado. Pienso: 'Ojalá pudiera seguir poniéndome la misma ropa que antes sin que...', cambia muchas cosas. Me duele mucho pensar en todo por lo que pasó mi familia", revela la intérprete de 'Can't Get You Out of My Head' en una honesta entrevista con la revista The Weekend Australian Magazine.Nueve meses después de superar el cáncer por completo gracias a una mastectomía parcial y a varias sesiones de quimioterapia y radioterapia, Kylie volvió a subirse al escenario para continuar con la gira de conciertos que se vio forzada a cancelar cuando le detectaron el tumor. La diva de la música disco contó, como ya lo hizo durante todo su tratamiento, con el inestimable apoyo de su madre Carol, que no dudó en acompañarla en gran parte de las actuaciones que hizo por Australia y el Reino Unido.

"[A mi madre] le encantó. Dios, no quiero ni pensarlo, pero ella estuvo conmigo la mayoría del tiempo y mi padre venía cuando podía. Incluso eso, que mis padres estuvieran separados por largos periodos de tiempo, no fue fácil para ellos. Somos una familia muy unida", confiesa.

Tras romper recientemente su compromiso con el guapo actor Joshua Sasse, Kylie ha reducido su vida social para refugiarse durante una temporada en la intimidad de su hogar, sin duda a la espera de que amaine el interés por su último desamor.

"Me gusta la tranquilidad, sentirme segura en mi espacio, en casa o en casa de otros, donde sé que no hay móviles ni tengo que andarme con mil ojos para ver qué sucede a mi alrededor", explica sobre su tranquila rutina diaria.

Fuente:msn.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario