Kelly Rowland volverá a operarse el pecho tras amamantar a su segundo hijo.

By Carlos Hernandez
@CAHG_26 

La que fuera componente de las Destiny's Child, Kelly Rowland, se encuentra en un gran momento de su vida, ya que además de encontrarse inmersa en el proceso de creación de su nuevo álbum y estar esperando a su segundo hijo, la artista acaba de publicar su primer libro 'Whoa, Baby!', en el que relata con mucho sentido del humor su experiencia con el embarazo y todo lo que ello conlleva a nivel físico.

En los divertidos capítulos del libro, que salió a la venta el 11 de abril, la también actriz habla sin tapujos sobre el proceso de cambio que sufrieron sus pechos durante la gestación y la lactancia materna tras el nacimiento de su primer hijo, Titan (2 años), y da a entender que una vez dé a luz a su nuevo retoño volverá a pasar por quirófano para que sus pechos regresen a la posición en que deberían estar.

"No puedo hablar en nombre de nadie, pero sé que yo iré a ver a alguien (guiño, guiño) después de dar a luz a mi segundo hijo. Mientras tanto, ¡disfrutaré de mi habilidad amamantando a mi bebé! La realidad es que todo ese mordisqueo en los pezones te pasará factura. En los primeros días, yo estaba 'fascinada' (y esa es mi manera educada de decir 'horrorizada') por la transformación de mis pechos. Mis pezones eran enormes -estamos hablando del tamaño de un frisbi- y a veces podía ver cómo las venas se hinchaban mientras daba el pecho. Mis tetas eran tan grandes que a veces pensaba que podría apoyarlas sobre los hombros", ha relatado haciendo alarde de su gran sentido del humor en su libro.

La artista ya recurrió al bisturí en 2007 para aumentar el tamaño de sus pechos, pero ni siquiera la operación de cirugía estética ha impedido que la maternidad haya hechos estragos -según ella- en su escote.

"Incluso con la silicona, es como si todo el aire se succionase y ahora parece que me que cuelgan como dos uvas pasas", ha admitido la intérprete, que previamente ya confesó que deseaba operarse desde que tenía 18 años, aunque siguió el consejo de su buena amiga Beyoncé y la madre de esta, Tina Knowles, y esperó diez años para hacerlo.

Fuente:msn.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario