La Propuesta de modificación de la Ley de Seguridad Social no mejora los beneficios de los afiliados y pone en riesgo el Sistema

SANTO DOMINGO.- La Asociación Dominicana de Administradoras de Riesgos de Salud (ADARS) advirtió que la reforma a la Seguridad Social propuesta por el Gobierno no toca los aspectos más importantes y apremiantes del Sistema, como son la mejora de los beneficios de salud, y la ampliación de la población cubierta de una manera sostenible.

Además suprime radicalmente el derecho que actualmente tienen los trabajadores y empleadores de promover propuestas y objetar aspectos que afecten el Sistema de Seguridad Social, al indicar que el Estado es el único que tiene capacidad para decidir ante el Consejo Nacional de Seguridad Social, sin importar que el pago a la seguridad social para el régimen contributivo lo realizan en un 100% los trabajadores y empleadores sin ningún subsidio del estado.

La propuesta no presenta alternativas viables para incluir a los trabajadores independientes en un régimen que considere la naturaleza especial y distinta de sus ingresos, sino que planea incluirlos como si fueran empleados asalariados, lo que afecta el derecho de los afiliados actuales y pone en riesgo el otorgamiento futuro de los beneficios.

La reforma de la ley debe centrarse en el afiliado, en la mejora de sus beneficios, en la cobertura universal, en mantener un régimen de seguridad participativo, fruto del consenso de los diferentes sectores que participan en él, capaz de asegurar y garantizar el equilibrio financiero y el mantenimiento de los derechos y beneficios de todos quienes participamos en el mismo.

En razón de que los cambios que se incluyen en la Propuesta no fueron producto de estudios, cálculos técnicos y/o actuariales como se exige en cualquier materia, su impacto apunta hacia la destrucción del Sistema Dominicano de Seguridad Social, lo que nos hará retroceder unos 15 años para volver al régimen de salud y seguridad social prácticamente inexistente, discriminatorio y excluyente que había en la República Dominicana.

De igual manera la propuesta de modificación otorga responsabilidades omnipotentes a superintendentes, sin contar con el voto favorable de quienes participan en el mismo, y asigna las mismas responsabilidades a dos superintendencias, que lejos de promover la seguridad jurídica, conlleva a la ruina del sistema actual que tanto esfuerzo, sudor y lágrimas nos ha costado a todos los dominicanos.

ADARS siempre estará de acuerdo en que se mejore lo que ya tenemos,   por lo que aboga a que se genere un espacio de diálogo genuino para llegar a una propuesta de modificación que realmente avance el sistema y proteja la mayor conquista en materia de salud del pueblo dominicano.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario